Sub Coop: fotos en cooperativa

Marzo 2014

Actualidad

Imágenes que revelan mundos, plasman realidades y cuentan historias. Profesionales que aportan una mirada particular, estética e ideológica, de todo aquello que encuentran o salen a buscar. Así funciona esta cooperativa de fotógrafos que publica sus trabajos en algunos de los medios más prestigiosos, incluyendo a esta revista.

Julio Cortázar decía que gran fotógrafo es el hombre que hace fotografías inolvidables, esas que permiten vislumbrar lo que hay más allá de los vértices de la imagen. Las mejores fotos son aquellas que logran reflejar el mundo detrás de la imagen, el que puede imaginarse en los bordes, en todo lo que se intuye por fuera de esa instantánea que la foto muestra. Son esas fotografías que sugieren atmósferas, mundos que dejan flotando la pregunta ¿qué hay allí?, para que hagamos el intento de encontrar respuestas, las que convocan, o apelan a la sensibilidad y la reflexión del espectador. Las imágenes tomadas por los fotógrafos que conforman la cooperativa Sub producen este maravilloso efecto, el de la conmoción y la sorpresa.

La cooperativa Sub nació en Buenos Aires en el año 2004. Quienes participan de esta aventura de retratar mundos son Gisela Volá, Nicolás Pousthomis, Gabriela Mitideri, Gerónimo Molina, Martín Barzilai, Verónica Borsani, en Buenos Aires. En Madrid: Olmo Calvo Rodriguez. Su trabajo, tal como ellos lo definen, se orienta a crear una identidad colectiva y a realizar investigaciones fotográficas. Junto con los fotógrafos también intervienen diseñadores, periodistas, escritores e historiadores, todos necesarios para abordar las fotografías como historias que necesitan ser narradas. La cooperativa se ha convertido en un espacio donde los fotógrafos ejercen su oficio pero también donde expresan su mirada social y política, así como un espacio de militancia.

Trabajan juntos, en equipo: los trabajos que llegan a cada uno de los integrantes son derivados al grupo; esta forma de organizarse les ha permitido poder vivir de su trabajo en Sub. Sostienen un ámbito de trabajo donde se puede discutir y hacer puestas comunes, las  ideas a desarrollar siempre nacen y desarrollan a partir del funcionamiento colectivo.
Han ganado varios premios por su trabajo: en 2004 recibieron el premio Fundación Lebensohn en la categoría “Violencia nunca”. Un año después recibieron el premio del VII Concurso “Gente de mi ciudad” del Banco Ciudad de Bs As.  Por su trabajo “San Darío del Andén. La memoria viva de Darío Santillán”. Ganaron en Ecuador en 2009 el primer premio de la Bienal de Arte de Cuenca. En 2011 fueron doblemente premiados: por la Fundación Lebensohn en la categoría “Libres por la Paz” y recibieron el primer premio del concurso POYi (Picture of the year Latin America) en las categorías “Retrato de vida cotidiana” y “Avanti desarrollo sostenible”. En 2013 fueron galardonados con el segundo premio del Concurso POYi en la categoría Clase Media “A puertas cerradas” y el cuarto premio del XVI Concurso “Gente de mi ciudad”.

Sus producciones son publicadas regularmente en distintos medios de comunicación donde la cooperativa se desempeña como colaboradora: Le Monde, Le Monde Magazine, Le Monde Diplomatique, Le Figaro (Francia), Revista Petra, Der Spiegel, Die Zeit, (Alemania), Revista Interviú, Igandea (España), Revistas Rolling Stone, Playboy, Viva, La Nación, Hecho en Buenos Aires, THC, Anfibia, Diario Página/12 (Argentina) y Revista Cabal entre otros.
Sus trabajos fueron editados también en formato libro. En 2006 publicaron “Cumbia”. Participaron de ediciones realizadas en conjunto por colectivos de fotógrafos del mundo en el marco de Festivales de Fotoperiodismo “Visa pour l´image” en Francia: “Collectif 03” en 2007 y “Collectif 04” en 2008 y Zmala 1, 2 y 3.

Estos reconocimientos vienen de la mano de su constante participación en festivales y actividades y tiene su origen en la habilidad de los integrantes de Sub de realizar un honesto retrato de distintos mundos y de echar luz sobre historias no siempre visibles.

Sus proyectos de fotografías incluyen, por ejemplo, la serie Los Malditos, que muestra imágenes del Hospital Psiquiátrico Borda; Oxígeno Cero, la serie de fotografías que muestran la vida en torno al Riachuelo o Cuba La revolución Cotidiana, donde se retrata la vida diaria de un país que ha vivido cincuenta años de revolución.

Todas estas imágenes que plasman realidades y cuentan historias aportan una mirada particular, singular, esa que encarna cada uno de los fotógrafos que pone su ojo detrás de la lente. Las fotografías circulan, como gritando a voz en cuello que hay historias que, a veces, nos negamos a ver, o que simplemente no están a nuestro alcance. Sub es una excelente ventana para asomarse a esos mundos-narraciones.