Golf para todos

Octubre 2012

Deportes

Quality Golf es una nueva manera de vivir el golf en argentina. Este novedoso sistema de entrenamientos, ubicado en pleno centro de la ciudad de Buenos Aires ya ha obtenido la atención de la Asociación Argentina de Golf para mejorar el trabajo de sus talentos y como complemento ya ha firmado un convenio con el equipo de rehabilitación física de la Universidad Maimónides para acompañar un integral diagnóstico físico.

“Al golf se juega por dos motivos: para bajar la panza o para llenarla” afirma el gran maestro Roberto De Vicenzo en el prólogo de Caballero, Golfista, Triunfador. El libro de Luis Melnik que relata las peripecias de una vida apasionante e intensa, con sus alegrías y angustias, con la exaltación del éxito, la admiración de los públicos más diversos y los momentos de soledad y reflexión del golfista más importante que ha dado América Latina en su historia.

Estamos en condiciones de afirmar que aquél concepto de De Vicenzo tiene un antes y un después de su obra, y que la noción de Para Todos adquirió sentido gracias a él. Sin su irrupción y majestuosa carrera, dentro y fuera de las canchas, el golf no sería un fenómeno con numerosos adeptos en nuestro país. Allá por los años 60’ no era más que una excentricidad para pocos, pero hoy, 50 años más tarde, el número de matriculados y gente que lo practica se ha potenciado. Las causas: la multiplicación de campos, la proliferación de torneos, la apertura de numerosas escuelas y, quizá lo que más haya contribuido a su popularidad, ha sido la televisación de los torneos con iconos mediáticos como Tiger Woods desde su irrupción a mediados de los años 90’.

Sin dudas estos hechos han generado una  mayor convocatoria al mundo golfístico. Actualmente existen muchos argentinos que pueden hablar de bogeys y berdies o explicar si el Pato Cabrera jugó por encima o por debajo del par de la cancha. Pero, aún el deporte de caballeros, debe dejar atrás determinados prejuicios para poder constituirse como popular y masivo. El primero es el costo para poder practicarlo y el segundo es el tiempo para realizarlo.

Hoy en pleno centro de la ciudad Buenos Aires existe una alternativa para derribar ambos tabúes. El pasado 10 de septiembre en la Asociación Cristiana de Jóvenes YMCA se inauguró el Club YMCA-Quality Golf (http://academy.qualitygolf.com.ar/). Esta iniciativa esta ubicada en el tercer piso de la sede de Reconquista 439 y es una nueva manera de que los aficionados al golf y, aquellos que deseen comenzar a dar sus primeros golpes encuentren el “beneficio de desconectarse muy cerca de su trabajo” como afirma Juan Pablo Goñez Rogines, Director Institucional de QUALITY GOLF ACADEMY.

El lugar

Rodeado de toneladas de cemento, de la contaminación visual y auditiva del microcentro el alumno que se acerque a la academia de instrucción se encuentra con un ambiente cálido y relajado donde el golf es el principal protagonista. “Cuando me recibí de instructor me surgió la inquietud de que los aficionados en Argentina no tienen ningún tipo de seguimiento” explica Juan Pablo. Para el instructor que se formó con la metodología Norteamericana “el sistema de instrucción en Estados Unidos esta más ordenado. En mi caso después de estudiar pedagogía empecé a armar los cursos y decidí traer este método americano a nuestro país”. En estas instalaciones tanto los golfistas aficionados como aquellos que comiencen a dar sus primeros pasos en este maravilloso deporte podrán disfrutar de un espacio donde convergen simuladores de ultra tecnología y un espacio donde parar la pelota a las obligaciones del día.

Entrenamientos

El moderno centro de entrenamiento esta enfocado tanto para aquellos aficionados con conocimiento en la materia y que aspiran a mejorar su juego como para aquellos que jamás tomaron un palo en sus manos.

Los grupos de iniciación son la excusa ideal para aquellos que necesitan alejarse de la vorágine laboral. “Para los novatos tenemos 4 cursos que duran 3 meses cada uno y que corresponden a 2 secciones semanales de 40’ cada una” explica Juan Pablo. El primero llamado de Iniciación está enfocado a que “el alumno obtenga los conocimientos básicos para pegarle a la pelota y embocarla en el hoyo además de comprender las reglas básicas del deporte”. En el segundo denominado Intermedio “se personaliza más el entrenamiento, se busca afianzar el approach (golpes cortos) y se comienza a experimentar el juego en simulador para posibilitarle al jugador los conocimientos necesarios para salir a la cancha”. El tercero de los cursos, designado Jugando, “permite que el jugador aplique los conceptos adquiridos en los dos niveles anteriores en una cancha real. Es la instancia preparatoria a sacar handicap y jugar torneos”. El cuarto y último curso, nombrado como Competencia, “es la instancia de profundización teórica y técnica donde el alumno aprende a planificar su juego y a aplicar las reglas y lo pone a prueba al sacar handicap nacional que lo habilita para jugar torneos”.

“Esta es una instancia muy interesante ya que la propuesta esta organizada para que los alumnos puedan acceder en grupo. Así sean compañeros de trabajo (existe la posibilidad para que las empresas planifiquen paquetes para su gente) o particulares que deseen inmiscuirse en el maravilloso mundo del golf”.

Mejorar el juego

En QUALITY GOLF ACADEMY se tiene la precisión que para mejorar el juego del aficionado se debe tener un diagnóstico preciso, y esta es otra de las novedades de este original sistema de entrenamiento.

“El golfista llega con un swing armado, hecho. Nosotros aseguramos que éste sea consistente con su juego y que el deportista no se lastime” explica Goñez Rogines.

La particularidad en cuanto a diagnóstico que existe en esta flamante academia porteña es que se evalúa el estado físico del jugador y se tiene en cuenta la eficiencia biomecánica del swing, a partir de sensores 3D, que permiten ver los resultados integrales. Esto se da por medio de tecnología inédita en nuestro país como el Titleist Performance Institute (une problemas técnicos con limitaciones de fortaleza o flexibilidad del jugador), el K-Vest Technology (crea una firma personal del swing) y el TOMI (diagnostica los problemas de swing de putt). Goñez Rogines explica que el diagnóstico por ejemplo: ”permite ver si el traspaso de energía es bien transmitido de un segmento a otro y en consecuencia a la cabeza del palo”. Este hecho permite para el director de la academia que “si el swing esta hecho correctamente, en términos de BIO-mecánica, disminuyen las lesiones y el jugador es más preciso en su juego”.

El uso de tecnología acompañado por una entrevista donde se recopila información precisa sobre el deportista y su juego permiten a los profesionales establecer una ficha técnica que le facilitará individualizar un plan personalizado de entrenamiento, al que el golfista podrá acceder a diario, para trabajar en post de un objetivo y expectativas.


QUALITY GOLF ACADEMY ha llegado como una nueva mirada líder en instrucción dentro de un deporte que fue visto, hasta hace poco tiempo, como una excentricidad para transformarlo en una oportunidad de ocio y complemento.