Los héroes del ballet azul se coronan en Madrid

Octubre 2012

Deportes

Las asimetrías entre los denominados Viejo y Nuevo Mundo, fueron una constante en los sangrientos procesos de conquista, colonización y aculturación de América Latina.

De un lado, la soberbia, las ansias por explotar nuevos mercados y la espada y la cruz como estandartes de los europeos. Del otro, la riqueza inconmensurable de su geografía y de sus pueblos originarios por parte de los americanos. Todos sabemos quienes se impusieron y como quedo establecido el mercado cosmopolita: nuestra América condenada a alimentar al viejo mundo con sus mejores materias primas y los opulentos europeos premiados con los mercados cautivos para sus manufacturas. Lo que se dice, una desigualdad flagrante que nos dejó con las venas abiertas, como bien sintetizara nuestro querido Eduardo Galeano.

El deporte en general y el fútbol en particular, siguieron al pie esta relación de dependencia y desde principios del siglo XX, la cantera latina comenzó a enviar a sus mejores exponentes a Italia y España principalmente.

Claro que lo que nunca pudieron imaginar los atribulados europeos es que un humilde equipo del incipiente fútbol colombiano, le iba a propinar una verdadera lección de fútbol al " inmaculado" Real Madrid en su propia casa y en su 50 aniversario.

El batacazo ocurrió el 30 de marzo de 1952 en el  Nuevo Estadio Chamartín  que luego adoptaría el nombre de Santiago Bernabeu. Los protagonistas: el Club Millonarios de Bogotá de la hermana República de Colombia, que fue invitado a compartir la celebración del equipo de la corona. Un condimento especial: la participación argentina.

De  la mano de un Alfredo Distéfano inparable -en ese entonces militaba en el futbol "cafetero" - que se destacó marcando dos goles para el denominado ballet azul y con un inspirado Adolfo Pedernera como su más fiel  lugarteniente en el campo de juego, el Millonarios de Colombia enmudeció a todos los aficionados del Real Madrid y lo derrotó por cuatro tantos contra dos.

Sí, toda  una jornada épica de los americanos que puso una pequeña gota de justicia en las propias narices del equipo europeo. Vamos a compartir un merecido homenaje a los héroes de aquella hazaña inolvidable.

 

Mirá el vídeo con la hazaña de Millonarios