Ballads

Octubre 2017

Entretenimientos

Hace veinte años, cuando la cantautora Paula Cole impactó en las radios y los rankings con su tema Where Have All the Cowboys Gone? y, meses después, se llevó el Grammy a Mejor Artista Nueva, todo indicaba que, como tantas otras veces, nacía una estrella. La hipótesis se confirmaba cuando su I Don’t Want to Wait identificó una serie de TV muy popular por esos años entre los jóvenes: Dawson’s Creek. Como tantas otras veces, la estrella no brilló tan fuerte como el mercado discográfico esperaba. Pero Paula Cole, a su manera, sin prisa, con pausa y sin estridencias, de algún modo siguió brillando.

En ese momento de fama y popularidad, el CV de la artista ya había llenado dos casilleros en el rubro Discos: Harbinger (1994), un álbum con canciones de letras y temas para nada complacientes (su marca registrada), y This Fire (1996), que incluía entre otros aquel súper hit de los vaqueros ausentes, pero también Hush, Hush, Hush (sobre el sida), a dúo con el gran Peter Gabriel, y Feelin’ Love, que integró la banda de sonido de Ciudad de ángeles, la exitosa película de amor sobrenatural que protagonizaron Meg Ryan y Nicolas Cage. Luego vinieron Amen (1999), una larga pausa para dedicarse a la maternidad, Courage (2007), Ithaca (2010), Raven (2013) y 7 (2015).

En Ballads, su nuevo álbum, Cole repitió la experiencia exitosa de Raven, que consistió en recurrir a la plataforma de crowdfunding Kickstarter para financiarlo. Los contribuyentes se mostraron interesados en lo que la cantautora, en este caso exclusivamente como intérprete, prometía en el proyecto: grabar “20 clásicos del jazz y el folk de entre los años 30 y los años 60”. Continúa así la tendencia musical y sonora que, con temas de su autoría, inició en 7, su disco inmediatamente anterior.

La promesa se cumple, y de la mejor manera, ya desde la portada, que rinde tributo al célebre Blue Train, de John Coltrane. Y la música no se queda atrás. Sus versiones austeras y de interpretación profunda, les da nuevas lecturas a viejos clásicos. Como God Bless The Childs, el tema de Billie Holiday; Naima, de Coltrane; Ode to Billy Joe, de Bobbie Gentry; I’m Old Fashioned, del genial dúo compositivo Jerome Kern-Johnny Mercer; The Lonesome Death Of Hattie Carroll y The Ballad Of Hollis Brown, de Bob Dylan; Skylark, de Hoagy Carmichael y Johnny Mercer; los mega standards Body and Soul, Blue Moon y Autumn Leaves; Nice Work If You Can Get It, de George e Ira Gershwin; el tradicional Farewell, my Friends… Y así hasta llegar hasta veinte covers con alto valor agregado. 

Notas relacionadas
Noviembre 2017

Caravanas

Octubre 2017

Sefarad