Rodolfo Franco

Enero 2017

Entretenimientos

Uno de los libros recomendados de este mes es Rodolfo Franco de Cora Roca, editado por EUDEBA

La reconocida actriz, docente e investigadora teatral, Cora Roca, una de las más reconocidas y premiadas de las profesionales de su género en el país, vuelve a entregar con Rodolfo Franco. El fundador de la escenografía argentina un trabajo valiosísimo, lleno de información de primera y de auténtica reflexión teatral, sobre la figura de Rodolfo Franco, tal vez el menos conocido  del ambiente artístico de los escenógrafos del país y, sin embargo, un maestro al que todos sus pares, los de su época y los que lo siguieron (entre ellos sus discípulos: German Gelpi, Saulo Benavente, Mario Vanarelli, Diego Pedrira, Gastón Breyer y otros), lo valoran como una presencia fundamental de esta disciplina y un auténtico pionero.

    La vida de este artista, que Cora Roca nos entrega con lúcidas descripciones y una exploración muy detallada de su recorrido estético, fue realmente fascinante. Pintor, dibujante, acuarelista, grabador, ilustrador, escenógrafo, vestuarista, decorador y muralista, Rodolfo Franco (1889-1954) se instaló en Europa durante doce años para desarrollar una formación rigurosa. En 1918 regresó al país y de inmediato fue reconocido por su indudable valor como pintor y grabador. Y convocado por su amigo, el pintor Ernesto de la Cárcova, creó en 1923 el primer taller de escenografía en la Escuela Superior de Bellas Artes. Luego armó talleres similares en el Teatro Argentino de La Plata y en el Teatro Colón, donde fue nombrado director escenógrafo y técnico. Formador de varias generaciones de escenógrafos de los más destacados que hubo en el país, su labor afianzaría definitivamente el papel de la escenografía en el ámbito teatral del país durante el siglo XX.

    A través de una investigación exhaustiva, que incluye distintos testimonios, Cora Roca nos ofrece un libro revelador, pero a la vez entretenido y muy útil por lo que significa como radiografía de una existencia artística que para mucha gente, incluso del ambiente, pasó sin ser debidamente valorada. Desde sus comienzos, pasando por su viaje a París y España y su regreso a Buenos Aires, hasta los distintos aspectos de su carrera en la Argentina, Cora Roca traza un itinerario minucioso de la obra de Franco. Es un libro que merece ser leído y que, además, está muy bien ilustrado con distintos trabajos del artista en sus distintas disciplinas, además de un registro a fondo de sus aportes año por año.