Yo, Alfonsina (Una mujer libre)

Noviembre 2017

Entretenimientos

Yo, Alfonsina (Una mujer libre). Textos de Alfonsina Storni. Libro y dirección: María Esther Fernández. Intérprete: Guadalupe Berrino. Vestuario: Natalia Méndez Huergo. Diseño de maquillaje y peinado: Graciela Benítez. Diseño de luces y sonido: Juan Elías Ranieri. Música: Mariano Cossa. Teatro La Comedia. Duración: 50 minutos. 

Poeta excepcional, cuya impronta no ha dejado de provocar resonancias profundas en distintas generaciones de lectores, incluidas las más recientes, Alfonsina Storni fue además –y esto se reflejó claramente en sus versos- una adelantada en la defensa de los derechos de la mujer, por cuya igualdad bregó con una fuerza e inteligencia que todavía producen admiración en los que reparan en su obra y su existencia.  El libro de este espectáculo, cuya única protagonista es la actriz Guadalupe Berrino, está formado por distintos textos, algunos procedentes de biografías sobre la poeta (la de Josefina Delgado, por ejemplo), y otros –la gran mayoría- de poemas de Alfonsina Storni. Todos esos textos, elegidos por la directora María Esther Fernández, son estructurados por ella misma con mucha lucidez teatral y sensibilidad. Así se evocan recuerdos de infancia de Alfonsina en San Juan, cuando simulaba leer un libro para ver la reacción de la gente, o su tendencia a la fabulación, que metía en aprietos a sus padres, como fue en el caso en que invitó a sus maestras a pasar un fin de semana en una quinta que los progenitores no tenían. También se habla de las duras situaciones por las que pasó su familia luego de que el negocio de sus padres fracasara y ella debió emplearse en distintas ocupaciones, primero como mesera y luego como actriz, para ayudar a la estabilidad del grupo. También se cuentan, en muchos pasajes a través de la elección precisa de determinados poemas, las múltiples y dolorosas vicisitudes que sufrió en su existencia para mantenerse y mantener a su hijo –fue, como se sabe, madre soltera y defendió con coraje esa condición-; para persistir en su vocación poética y tratar de sobrevivir económicamente como maestra o colaboradora de diversas revistas o publicaciones. En esa época, como ahora, era casi imposible vivir de la profesión de poeta. Los versos convocados en la obra transmiten también sus atormentados amores con personajes que no se identifican pero que pasaron por su vida y con los cuales no conseguía sostener una relación estable. Logra particular impacto en el espectáculo la rememoración del poema de ella que dedica a Horacio Quiroga, su gran amigo, a poco de que éste se suicidara: “Morir como tú, Horacio, en tus cabales/Y así, como en tus cuentos, no está mal/Un rayo a tiempo y se acabó la feria.” Un poema potente y presagiador del suicidio de ella, que tendría lugar en Mar del Plata un 25 de octubre de 1938. Los textos seleccionados para el espectáculo son interpretados por Guadalupe Berrino con auténtica entrega e intensa sinceridad, lo que, junto a la inspirada música de Mariano Cossa, y una iluminación precisa, dan a este trabajo una atmósfera que envuelve con fineza y emoción al espectador.

Notas relacionadas