“Siento cada trabajo como un desafío”

Octubre 2012

Entrevistas

Leonardo Sbaraglia cuenta con una sólida trayectoria en la actuación tanto en Argentina como en España, país en el que vivió casi una década. Instalado nuevamente en Buenos Aires, participó del reconocido programa de televisión En Terapia, de la televisión pública, y actualmente protagoniza la obra teatral Cock en el Complejo La Plaza.

Revista Cabal ¿Cuál fue el mayor desafío que se planteó en su carrera?
Leonardo Sbaraglia: Desafíos uno tiene siempre; cada trabajo siento que es un desafío, salvo aquellos trabajos que a uno lo comprometen por sólo dos horas y uno no tiene el tiempo para pensar. Toda la etapa española fue un desafío muy grande porque fue empezar, no de nuevo porque me recibieron increíble y enseguida me abrieron un montón de puertas, pero sí fue aprender a hablar de otra manera, aprender a expresarme de otra manera y en ese sentido fueron desafíos importantes porque ahí sí hubo algo que cambió.
 

¿Qué tipo de papeles le gusta más interpretar?
No hay papeles o roles en particular que me guste interpretar, más que nada tiene que ver con el grupo con quién voy a trabajar. Te pueden ofrecer Hamlet, que es de los personajes más ambicionados por un actor, pero si eso no está dentro de un contexto que a uno le permita crecer, no sirve para nada.
 

¿Cómo fue la experiencia de trabajar en Hollywood, de la mano del director español Rodrigo Cortés?
La película Red lights está a punto de estrenarse en Estados Unidos, se estrenó ya en España y esperemos que se llegue también a la Argentina.  Fue una experiencia hermosa para mí porque fue la primera vez que yo trabajé en inglés, lo cual fue muy lindo y nuevo, y me di cuenta que yo era capaz de hacerlo, que somos más parecidos de lo que creemos. Y el lujo de verlo trabajar a Robert de Niro hizo que fuera un momento algo inolvidable.
 

¿Qué opinión le merece la situación actual del cine argentino en cuanto a sus posibilidades de producción y distribución?
A muchas películas argentinas les cuesta muchísimo mantenerse, encontrar y llegar a un público, aunque sean de excelente calidad, aunque hayan ganado un premio en el Festival de Cannes, es muy complicado. Pero me parece que se están tomando medidas al respecto, que hay una intención de sanear la situación y de proteger cada vez más la cinematografía argentina. Las últimas medidas que se han tomado, como ser el Polo Audiovisual, por supuesto es una gran noticia y me parece muy bueno que se esté tomando esta medida para defender ese mercado, para hacerlo cada vez más fuerte y competitivo.
 

Luego de haber participado en tantas películas, programas de TV y obras de teatro, muchas veces acompañado de actores y directores de mucho prestigio, ¿es posible que mencione algunos nombres en particular que recuerde de manera especial?
Trabajé mucho con Marcelo Piñeyro en cosas muy hermosas y en diferentes momentos de nuestras vidas, de él he aprendido mucho al construir cosas. En España he tenido muchas y muy lindas experiencias con Antonio Hernández con quien hice dos películas, En la ciudad sin límites y Oculto, a Alfredo Alcón lo tengo presente por ser tan buena gente y por tener tanta pasión por este trabajo, tanto amor y tanta poesía. Como actor, Lito Cruz es de los tipos con los que he tenido las experiencias más hermosas de aprendizaje. Es de los mejores compañeros que he tenido en esta profesión, una persona que te ayuda muchísimo en lo concreto.
 

¿Qué valor tienen los premios para Usted?
Los premios son parte de un sistema casi, te diría, económico y político, y en ese sentido hay que saber que es así, que tienen que ver con el lobby, con el momento particular, con ciertas arbitrariedades. Creo que las veces que yo más he merecido ganar un premio no lo he ganado; quizás las veces que uno menos lo merecía sí lo ha ganado. Por mi propia experiencia siempre ha sido bastante arbitrario; alguna que otra vez es posible que la haya pegado pero en general los premios tienen que ver con otras cosas. Por supuesto siempre es lindo ganarlos pero es más una cuestión que tiene que ver con cosas de otro orden, porque los premios más hermosos de la vida te los da la propia vida. 

 

En la actualidad participa de la obra Cock junto a Eleonora Wexler y Diego Velázquez, ¿cómo está viviendo esta experiencia?
Es un grupo hermoso el de Eleonora Wexler, Diego Velázquez, Jorge D´Elía, dirigidos por Daniel Veronese. Estamos trabajando sobre los ensayos de esta obra hace ya dos meses y hemos tenido una experiencia muy linda de trabajo y ahora nos estamos subiendo todas las noches al escenario del Paseo la Plaza tratando de construir una obra muy compleja que al mismo tiempo tiene mucho humor.  La verdad es que hemos generado un vínculo muy lindo y con el espectador se está dando una muy buena respuesta.

 

¿Cuál es su mirada sobre la actual programación de Canal 7?
Un programa como En Terapia marca un nivel muy interesante dentro de la televisión pública, la cual tiene una responsabilidad muy grande y la está llevando a cabo muy bien al generar proyectos como éste; y así también se están generando otros espacios dentro de la Secretaría de Cultura con el fin de generar contenidos que nos acerquen a nuestra historia de una manera más real, y Canal 7 se está haciendo cargo de esto poco a poco. Es difícil; es un canal que venía de muchos años con muchas complicaciones, de muchos vaciamientos, vaciamientos culturales, y en ese sentido pienso que el Canal se está haciendo responsable con una gran solidez.
 

¿Qué opinión le merece la actual situación socio-política de la Argentina?
Me parece que el país está viviendo un momento muy interesante, al margen de ciertas cuestiones o contradicciones, considero que es un momento valiosísimo, importantísimo, que hay que seguir apoyando sin lugar a dudas.

 

Mirá el vídeo con la entrevista a Leonardo Sbaraglia