La Cumbre, Córdoba

Noviembre 2016



Turismo

En las sierras de Punilla cordobesas se destaca esta localidad de clima agradable que puede ser visitada en cualquier estación del año.

En la larga lista de encantos que tienen las Sierras de Córdoba está La Cumbre, una apacible localidad de 7500 habitantes que se destaca por sus paisajes, la impronta británica de sus construcciones y la benevolencia de su clima, que la convierte en un destino atractivo durante todo el año.

Su origen se hunde bien atrás en la historia argentina: el 30 de octubre de 1585 el territorio donde hoy se asienta el poblado fue entregado a cinco hijos del cofundador de Córdoba Capitán Bartolomé Jaimes. Casi cincuenta años después parte de esa heredad fue adquirida por Gerónimo de  Quevedo, por lo que el lugar empezó a ser conocido como San Gerónimo. Pero fue recién a fines del siglo XIX, cuando llegó el ferrocarril, que ese disperso caserío empezó a mutar en una comunidad organizada. Cuando en 1900 se cambió el nombre de Estación San Gerónimo por Estación La Cumbre, dado que con 1141 metros sobre el nivel del mar era el punto más alto de ese ramal ferroviario, la localidad empezó a ser conocida por su apelativo actual. El municipio fue creado el 17 de julio de 1916.

Una de las particularidades de La Cumbre que cualquier turista puede apreciar es el estilo inglés de muchas de sus casonas. Esto se debe a que fue uno de los lugares elegidos para afincarse por los británicos que habían llegado hasta la región para construir el ferrocarril Córdoba-Cruz del Eje. Aún hoy se percibe la presencia de los descendientes de aquellos ingenieros que arribaron hace más de 100 años, especialmente en la zona de Cruz Chica.

La Cumbre es el lugar más alto de las sierras del Valle de Punilla y está cerca de otras localidades reconocidas como Capilla del Monte o San Marcos Sierra. Pero lo que también distingue a este paraje de otros lugares de la provincia es un microclima con propiedades terapéuticas que ha llevado a muchas personas a radicarse en el lugar. En verano la temperatura es moderada y las noches frescas, mientras que el invierno es bastante benigno, aún con sus nevadas.

Son varios los lugares de La Cumbre que el turista debe visitar. Uno de ellos es el paraje de Cuchi Corral, a diez kilómetros del centro de la ciudad. Es el punto de reunión obligado para quienes gustan de la práctica del ala delta y el parapente. Pero quienes no se animan a ese tipo de vuelos, también disfrutan de un hermoso paisaje. Está también la Casa Museo Mujica Láinez, una construcción edificada en 1915 llamada "El Paraíso" que el escritor habitó con su familia una vez que decidió abandonar Buenos Aires en 1969 hasta su muerte en 1984. El Cristo Redentor ubicado en una de las laderas de las Sierras Chicas, el Balneario Municipal El Chorrillo, el Dique San Jerónimo y la reserva de monos Carayá completan pero no agotan la serie de paseos que se pueden realizar.

En suma, La Cumbre es un destino turístico muy atractivo durante todo el año, ya sea como centro de descanso o como entorno ideal para la práctica de deportes de aventura. 

Cómo llegar
Por vía aérea se puede arribar al Aeropuerto de Pajas Blancas en la ciudad de Córdoba y desde allí llegar al Valle en taxi, remis, minibus, transporte interurbano o de línea diferencial. Quienes emprenden el viaje en auto particular desde la capital cordobesa deben hacerlo por la Ruta 38.