Miniturismo en el Tigre

Marzo 2017

Turismo

Aunque el mayor atractivo siempre fue el ambiente agreste de sus islas, la oferta para los visitantes hoy es mucho más amplia, tanto en la Ciudad como en el Delta. Todo lo que se puede hacer en el Tigre, a solo 30 kilómetros de Buenos Aires.

Asociado históricamente al río, las islas, las lanchas colectivas, los deportes náuticos, el encanto de su naturaleza salvaje que lo convertía en refugio para protegerse de miradas indiscretas, todas virtudes mayormente aún en vigencia, hoy el Tigre es un destino que aparece en las guías turísticas con gran despliegue. En parte, por lo opuesto a lo que ofrecía en su origen, un crecimiento que en las últimas dos décadas fue sostenido y que, en nombre del progreso, modificó en parte el ecosistema de la zona. A pesar de estos efectos colaterales, es mucho lo que aún conserva de su belleza original, y también lo que le fue sumando en términos de oferta turística en sus sectores urbanos.

Para acceder a sus atractivos naturales es necesario salir de la ciudad hacia el Delta. Para hacerlo, el medio de transporte más accesible es la lancha colectiva. Cada una de ellas tiene una ruta de navegación determinada, con horarios también predeterminados. Todas parten de la Estación Fluvial de Tigre “Domingo Faustino Sarmiento”, en la calle Mitre 305, donde funcionan las boleterías de las tres empresas prestadoras del servicio. Por la noche no circulan, por lo que en caso de necesidad hay que recurrir a las lanchas taxi que, lógicamente, son mucho más caras.

Tigre

Otras embarcaciones, además de las particulares, recorren la zona: las lanchas almacén, que proveen a las islas de todo lo necesario en materia de alimentos, bebidas, artículos de limpieza, etc. También se puede acceder a las vías fluviales a través de las escuelas y empresas de remo y kayak.

Para quienes van a pasar el día, o solo algunas horas, estos son algunos de los lugares y actividades más recomendables para disfrutar en el área urbana de Tigre: 

 

Casco histórico

El casco urbano colonial de Tigre es uno de los atractivos del lugar. Incluye una serie de sitios que pueden ser visitados independientemente o a través de visitas guiadas: la Quinta Quirno, el Palacio San Marco, la Quinta de Vicente Fidel López, Villa Teresa (“La casa de las columnas”), la Casa de Williams, el Almacén Faggionato, “La carbonería” o “Posta de Rebagliatti”, la Parroquia Nuestra Señora de la Inmaculada Concepción, la Escuela de Educación General Básica Nº2 “Bernardino Rivadavia”, la Casa Monsegur, la Casa Rabufetti, la Casa Sagastume, la Antigua Pulpería “El Churrasco”, la Casa Pueyrredón, la Quinta Los Naranjos, la Quinta Imperiale, la Casa Peró, la Quinta Erhart del Campo, el Museo de la Prefectura, el Palacio Dougall, la Quinta Nevares Coelho, la Quinta Astengo (“Casa de Emilio Mitre”), la Casa de Goyechea (“Casa de la vidriera”) y La Calzadilla, Villa Saldías o “La casa de la Veleta”

Bus turístico

Para recorrer la ciudad existe la opción de este sistema, presente en numerosas ciudades en todo el mundo, que permite subir y bajar del bus en los distintos puntos del recorrido. Cuenta con una audioguía en tres idiomas (español, inglés y portugués) y conecta el nuevo Museo de Arte con el Puerto de Frutos, con varios puntos intermedios (Museo Naval, Museo Histórico Reconquista, Museo del Mate, Casco histórico, Estación Fluvial). En un segundo recorrido, une Tigre Centro con Villa La Ñata (donde se puede practicar kayak, comer a orillas del río o recorrer el pueblo) y Nordelta (urbanización con un centro comercial con marcas de alta gama, un complejo de cines y la zona gastronómica de Bahía Grande).

Paseo Victorica

Esta atractiva costanera es sitio obligado a la hora de acceder a la mayoría de los clubes de remo, para elegir dónde comer a la vera del río (hay una importante variedad en la oferta gastronómica) y para recorrer el Paseo de los Museos. Están el Museo Naval, una institución artística, tecnológica y antropológica sobre la navegación, el conocimiento geográfico y la historia naval argentina; el Museo del Mate, con una impactante colección de mates, bombillas, yerbas, pavas, calderas y braseros de todas las épocas; el Museo de Arte Tigre, con una amplia colección de arte figurativo argentino y numerosas actividades culturales.

Boulevard Sáenz Peña

Otro atractivo paseo con la presencia de artistas, fotógrafos, anticuarios, músicos y puestos de coleccionistas itinerantes.

Puerto de Frutos

Clásico paseo de artesanías y decoración en el que conviven las tradicionales creaciones en mimbre (un producto típico de la zona) y objetos contemporáneos de diseño de autor. Hay trabajos en talabartería, objetos regionales, antigüedades, muebles, etc.

Benavídez Aventura

Centro de actividades recreativas integrado por un parque de juegos en altura, un complejo para la práctica del wakeboard (como el esquí acuático, pero sobre una tabla) y otros deportes náuticos, y un centro de actividades equinas.

Parque de la Costa

Parque de diversiones que cuenta con montañas rusas, sillas voladoras y botes chocadores, entre otras atracciones. Además, shows en vivo.

 

Fotos: Shutterstock