Entrevista a Adrián Caetano

Abril 2018

Entrevistas

El director de la exitosa Sandro de América se afianza como el creador de unos personajes tenaces y sobrevivientes.

Los directores audiovisuales se definen por títulos, y entonces Adrián Caetano es Crónica de una fuga, Un oso rojo, Pizza, birra, faso (entre muchas otras películas) y El Marginal, Disputas y Tumberos entre tantas tiras a las que recientemente se agregó Sandro de América, la miniserie basada en la vida del músico que hace poco se emitió por Telefé.

Nacido en Montevideo en 1969, Israel Adrián Caetano (le pusieron Israel por su abuelo) se vino a vivir a la Argentina en 1983, cuando sus padres decidieron emigrar tras una grave crisis en Uruguay. “Al principio sentí un gran desarraigo, pero también la excitación de llegar a un país donde se vivía un destape por el retorno de la democracia. La verdad, la pasé bomba. Iba a ver bandas. Vi a Sumo, a los Redondos, también a Carlos Belloso, a Urdapilleta; tipos que luego tuve la suerte de conocer y de dirigir”, señaló durante una entrevista.

De acuerdo al ciclo “Dirigido Por” (que hace años se emitió por el Canal Cine.ar) la filmografía de Caetano está habitada por múltiples y tenaces sobrevivientes, “unos personajes que luchan contra un mundo que los agobia a la vez que se debaten entre cuidar sus afectos y asegurarse un sustento básico”. La descripción resulta más que atinada y abarca gran parte de su trabajo, incluidas obras recientes como Mala (2013, con Florencia Raggi y Juana Viale) y El otro hermano (2017, con Leonardo Sbaraglia y Daniel Hendler, basada en la novela Bajo este sol tremendo de Carlos Busqued).

Sobre la miniserie que repasa la vida del Gitano y que ya batió récords de audiencia el director señaló que se hizo ahí una apuesta deliberada por lo kitch y el melodrama, siempre con un acento muy fuerte en la calidad. “Una historia colorida y con un montón de aristas, quisimos hacer una serie como si la hubiera hecho él”, advirtió el director para quien Sandro merecía una producción de ese nivel. “Un tipo que llenó estadios y cambió la música local nos obligaba a eso -confesó-. El logro de la serie es haber estado a su altura”