Entrevista al actor Mauricio Dayub

Abril 2016



Entrevistas

Oriundo de Paraná, el espigado actor que alterna los éxitos televisivos con una brillante actuación en  "TOC TOC" demuestra que con seriedad, sencillez y trabajo también se puede lograr reconocimiento.

 

 

Cuesta encontrar actores como Mauricio Dayub. En un ambiente donde el éxito y la trascendencia suelen estar tan vinculados a un histrionismo extremo y a una altísima exposición, este flaco medio desgarbado nacido en Paraná seduce no solo por su talento sino por esa impronta tan serena y trabajadora que lo caracteriza. Habitué de las tiras televisivas, Mauricio cuenta además con un buen historial de películas en su haber y es parte fundamental de "TOC TOC", enorme éxito teatral que desde 2011 viene presentándose a sala llena.

Pero la historia no comienza en la Avenida Corrientes sino en Paraná hace 56 años. Desde chico, Dayub tuvo claro que lo suyo era la interpretación. Su certeza fue tan prematura, sin embargo, que ni la época ni el lugar pudieron darle cauce. Si hoy cualquier ciudad ofrece todo tipos de cursos y talleres para adultos, adolescentes, niños y hasta bebés, empezar una carrera actoral en Paraná a principios de los 70 no era tan sencillo. Había una escuela de música y arte dramático a la que Mauricio se acercó a los 13 años, pero dada su corta edad solo le permitieron que asistiera como oyente. Unos años después, se mudó a Santa Fe. ¿La fachada? Estudiar Economía. ¿El motivo real? Estar más cerca de la movida teatral. El desempate vocacional se produjo cuando, camino a la Facultad, vio desde el colectivo a uno de los actores de una obra que había presenciado la noche anterior. Se bajó para saludarlo y la respuesta fue increíble: "Estamos armando un elenco para una obra de Moliere. Si querés, venite".

Con las ideas más claras, el resto del trabajo le quedó a la voluntad. Dayub se radicó en Buenos Aires y en 1986 ya se lo podía ver en la mítica Correccional de mujeres haciendo de policía. Enseguida viajó a Macedonia, cuando todavía era parte de Yugoslavia, para filmar El camino del sur, una película de Juan Bautista Stagnaro sobre un croata radicado en Buenos Aires que viaja a su antigua patria para traer jovencitas y hacerlas trabajar en un prostíbulo.

Sin embargo, y más allá de los numerosos éxitos televisivos (Amigovios, Primicias, Guapas, por nombrar uno por cada una de las últimas tres décadas), el trabajo más importante de Mauricio tal vez haya que ir a verlo al Multiteatro de la Avenida Corrientes. Allí viene presentando la obra del autor francés Laurent Baffie, TOC TOC, donde seis personajes que padecen trastornos obsesivo-compulsivos se encuentran en la sala de espera de un psiquiatra que les promete solucionar sus problemas. El médico se demora y son los propios personajes los que terminan exponiendo sus dificultades en una gran terapia colectiva. Dayub interpreta a Alfredo, un hombre con el síndrome de Tourette que no puede parar de emitir sonidos extraños e insultos. Justo él, un hombre del Interior tan bonachón y bien hablado.