Entrevista a Eduardo Sacheri

Junio 2018

Entrevistas

Oriundo del oeste del suburbio bonaerense y apasionado por el fútbol, el escritor que inspiró y adaptó la película El secreto de sus ojos refleja como pocos el gen nacional.

 

“Sentí ganas de escribir historias que no veía escritas”, suele decir Eduardo Sacheri sobre el momento en que, a los 25 años, empezó con los cuentos. Lector voraz desde muy chico, oriundo de Castelar y apasionado por el fútbol, le venían a la cabeza historias de gente ordinaria a la que le sucedían situaciones extraordinarias. Con los modos y las costumbres de Buenos Aires como escenario de sus ficciones, tarde o temprano su literatura estaba destinada a trascender entre el público local.

No fue sin embargo hasta los 43 años que pudo publicar su primer libro, Esperándolo a Tito y otros cuentos de fútbol (2000). Hasta entonces, pero también después de él, Sacheri trabajaba y siguió haciéndolo como docente de Historia en escuela secundarias. Pero el primer paso en su trayectoria de escritor ya estaba dado. En 2001 apareció Te conozco Mendizábal y Lo raro empezó después, cuentos de fútbol y otros relatos (2004). Con tres libros de cuentos publicados llegó el tiempo de su primera novela, la que llevada al cine por Juan José Campanella lo pondría en la consideración popular. La pregunta de sus ojos, publicada en 2005, sería adaptada por él mismo y por el director para convertirse en El secreto de sus ojos, estrenada en 2009 y segunda película argentina premiada con el Óscar a la Mejor Película Extranjera, al año siguiente.

Sacheri volvería a los cuentos con Un viejo que se pone de pie y otros cuentos (2007), Los dueños del mundo (2012) y La vida que pensamos (2013). Pero la novela pasó a ser el formato preponderante de su obra en su etapa más exitosa: Aráoz y la verdad (2008), Papeles en el viento (2011), Ser feliz era esto (2014) y La noche de la Usina (2016) completan su producción. Y también publicó los libros Aviones en el cielo (2011), Las llaves del reino (2015) y El fútbol, de la mano (2017), que compilaron diversos relatos publicados originalmente en medios como la célebre y ya extinta revista El Gráfico.

Tras el suceso de El secreto de sus ojos, Sacheri también quedó muy vinculado al cine. Del mismo modo que la ganadora del Óscar, Papeles en el viento también llegó a la pantalla grande con un guion adaptado entre él y, en este caso, el director Juan Taratuto. Y con Campanella volvió a trabajar en Metegol, la adaptación cinematográfica inspirada en el cuento de Roberto Fontanarrosa Memorias de un wing derecho.

Con el fútbol muchas veces como disparador y otras como pasión inevitablemente adosada a muchos de sus personajes, los libros de Sacheri reflejan como pocos el gen argentino y logran por eso una identificación profunda en los lectores.