Entrevista a Lito Vitale

Agosto 2018

Entrevistas

El músico celebra las tres décadas de Ese amigo del alma con una impresionante gira en la que comparte escenario con orquestas sinfónicas provinciales.

“Ningún artista tiene la vaca atada” postula Héctor Facundo “Lito” Vitale, el compositor, pianista, productor y arreglista argentino que a los 13 años formó parte de la cooperativa de músicos MIA (Músicos Independientes Asociados), integró más tarde “El Trío” (con Bernardo Baraj y Lucho González), explotó a fines de los ‘80 con “Ese amigo del alma” (que fue un disco y también un celebrado ciclo en la trasnoche de canal 13) e inició años más tarde, junto a Juan Carlos Baglietto, un extenso y fructífero trabajo de colaboración que dio a luz cuatro discos y decenas de shows. En el medio compuso bandas de sonido para películas y cortinas para la televisión, colaboró con numerosas bandas (como Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota), creó cinco composiciones de ballet para Julio Bocca y hasta logró llevarse a su casa un Grammy y tres premios Konex.

¿En que anda Vitale ahora? Cumpliendo un viejo sueño: recorre el país en una gira en la que celebra los 30 años de “Ese amigo del alma” junto no solo a su quinteto instrumental, sino también las orquestas sinfónicas provinciales de cada localidad, lo que para el pianista representa la posibilidad de hacer esta celebración “de la manera más federal posible”. A la vez se lo puede escuchar en Nacional Rock 93.7 los sábados de 15 a 17, donde junto a Hilda Lizarazu -su mujer desde hace ocho años- recrea un espacio radiofónico “con el norte puesto en el rock”, pero sin perder la oportunidad de dar a conocer diferentes estilos musicales.

Conocido por su militancia “autogestiva”, Vitale señaló hace poco que “el músico siempre encuentra la manera de subsistir”. “Soy bastante inquieto -dijo-, y me gusta la posibilidad de metamorfosearme y hacer las veces de productor, curador, solista o acompañante y de presentar proyectos para realizar diferentes espectáculos. Solo no hay que asustarse con los cambios”.