Entrevista a Mauricio Dayub

Mayo 2019

Entrevistas

Próximo a dejar ese exitazo que es Toc Toc, el actor se luce en su unipersonal El Equilibrista y participa de la serie que contará la historia de Diego Maradona. 
 

Nacido hace 59 años en la ciudad de Paraná, Mauricio Dayub es de esos actores que respiran teatro. Desde hace 9 años que se sube al escenario para hacer Toc Toc, la comedia más vista de la historia del teatro argentino, con más de un millón y medio de espectadores. Y mientras planea su retirada de esa distinguida obra, ya tiene en cartel a El Equilibrista, un unipersonal muy personal que protagoniza en el Chacarerean Theatre, ese reducto del teatro independiente del cual también es dueño.

“El mundo es de los que se animan a perder el equilibrio”, solía decir su abuelo. Y Dayub se agarró de aquella frase para escribir (junto a Patricio Abadi y Mariano Saba) una obra que reúne vivencias e historias propias, pero en las que cualquiera se puede reconocer. Siempre elogiado en su juventud por ser una persona “equilibrada”, Mauricio Dayub dice hoy que supo perder el equilibrio a tiempo. De no haber sido por ello, no hubiera dejado su Paraná natal para probar suerte en Buenos Aires y sepultar los mandatos familiares, por ejemplo.

Y aunque hoy su vida es puro teatro, Dayub también se hace tiempo para Sueño bendito, la serie sobre la vida de Diego Maradona que está en pleno rodaje y en la que interpretará a Roque Villafañe, el exsuegro del Diez. 

Dice Dayub que en esta etapa de su vida hace más lo que siente que lo que tiene anotado en la agenda. Eso lo lleva indudablemente a seleccionar muy bien sus trabajos. Quizás por ello es que, más allá de esta producción televisiva, hoy no tenga tanta pantalla. Porque mirando hacia atrás son muchos los programas en los que ha brillado. Cosecharás tu siembra, Amigovios, Como pan caliente en los 90; Calientes, Primicias, Amor en custodia en la década pasada; y Un año para recordar, Los Únicos y Guapas en los últimos años, solo por nombrar algunas tiras que lo tuvieron entre sus protagonistas. 

En cuanto al cine tuvo sus primeros trabajos a fines de los 80 (Vivir a los 17, Correccional de mujeres, El camino del sur) y su último hace cinco años en La segunda muerte. En el medio participó de films como El censor, La furia, Ipanema, Topos, Domingo de Ramos, La pelea de mi vida y Corazón de león, entre otros. 

Casi a los 60 años, Dayub disfruta del teatro, de la vida y de una paternidad que le llegó hace apenas 6 años. Con Rafael, el hijo que tuvo con su pareja, la también actriz Paula Siero, salen juntos a pasear en monopatín, el mismo que usa para ir al teatro. “A mí no me gustaba la vida de los adultos”, dice. Y se nota en esa serenidad que lo caracteriza, tan ajena a las urgencias y preocupaciones de la mayoría de los grandes.