Entrevista a Paula Marull

Agosto 2017

Entrevistas

Vino a Buenos Aires para estudiar Diseño Industrial pero se empezó a hacer conocida como notera de televisión. Hoy es una reconocida actriz, directora y dramaturga del teatro independiente.

Para el gran público fue una de las gemelas noteras de Atorrantes, el ciclo televisivo que a fines de los 90 conducía Pato Galván. Pero para los habitués del teatro independiente es una de las actrices, dramaturgas y directoras más importantes del circuito off. Paula Marull no solo logró darle un giro fantástico a su carrera, sino, que como su hermana, María ha hecho casi exactamente lo mismo, en el ambiente es muy común escuchar hablar de ellas como “las Marull”. De hecho, es muy frecuente ver a una de ellas poniéndole cuerpo y alma a un texto de la otra y viceversa.

Nacida en Rosario hace 43 años, madre de dos niñas (Luisa y Adela) y casada con un ingeniero, Paula tiene hoy tres espectáculos en cartelera, con distintos roles en cada uno de ellos. En la recién estrenada Hidalgo actúa con Agustín Daulte un texto de María, quien también dirige la obra. Interpreta allí a una agente inmobiliaria frustrada e insatisfecha que necesita vender un departamento para cobrar una jugosa comisión pero se encuentra que, autorizado por el dueño, en la propiedad está viviendo un adolescente poco predispuesto a abandonarla. Muy bien recibida por la crítica, la obra recibió este año el premio Artei a la Producción Teatral Independiente.

En Yo no duermo la siesta, en cambio, los roles se invierten: la que actúa es su hermana mientras ella dirige un texto propio. También ganadora del premio Artei y con una mención honorífica del Fondo Nacional de las Artes, en el concurso Obras de Teatro Inéditas de 2012, este espectáculo sobre dos niñas vecinas que pasan una tarde juntas es una encantadora puesta sobre la infancia, sus sueños y sus dolores.

Por último, en Soy una canción aportó el monólogo que con dirección de Marcelo Moncarz aborda Laura Conforte. Como directora también se hizo cargo de Los ojos de Ana, Arena y Vuelve, primera obra que estrenó y de la cual también es autora. Y como actriz de teatro, su trayectoria incluye a Un hombre con gafas de pasta, Vestuario de mujeres (dirigida por Javier Daulte, con quien estudió dramaturgia) y Taranto.

Más allá de este buen presente, Paula tiene un pasado del que no reniega. Llegó a Buenos Aires, junto a su hermana, para estudiar Diseño Industrial, pero a la luz de los hechos posteriores se dio cuenta de que no se trataba más de que de una excusa para independizarse. Enseguida empezaron los trabajos de modelo y las apariciones televisivas. Primero fue un programa de cable de Vicente López llamado Backstage y luego Comunicado Pop, por Canal 7. Allí las gemelas entrevistaron al Pato Galván, quien las llamó para ser noteras de Atorrantes. La popularidad que ganaron en el programa las llevó a acompañar a Horacio Cabak en 1,2,3 Out. Sin embargo, la tele de a poco le fue dejando su lugar al teatro, primero con la actuación y luego escribiendo y dirigiendo. Hasta hoy, en que Paula tiene muy bien ganado un lugar propio en la escena independiente porteña.