Entrevista a Pilar Gamboa

Septiembre 2018

Entrevistas

Mujer de teatro, la actriz de 38 años fue gran protagonista este año del Bafici por dos películas: Las Vegas, que abrió el festival, y La Flor, una obra de 14 horas de duración distinguida como la mejor.

Da gusto realmente escuchar a Pilar Gamboa. Lejos de la solemnidad que envuelve muchas veces al mundo de la actuación, a Pilar siempre le brota calidez, simpleza y espontaneidad. Amante de los cafés porteños y de las librerías de saldo céntricas, disfruta aún de viajar en subte y de llegar a las funciones caminando. Para ella, cuando el actor se encierra y deja de mirar los actos cotidianos de la gente común, envejece.

Nacida hace 38 años, tiene una extensísima trayectoria teatral, una más que interesante producción cinematográfica y algunas apariciones televisivas. Y se siente más que cómoda así porque -asegura- “se fue dando”. 

Su formación actoral comenzó en el Centro Cultural Rojas y luego siguió con maestros como Ricardo Bartís y Alejandro Catalán. Por aquel entonces, Pilar todavía se ganaba la vida con trabajos lejanos al arte dramático. Hasta que un día pidió una licencia por tres meses para poder hacer una obra en el San Martín y, transcurrido ese período, se dio cuenta que ya no podía volver a esa rutina de despertador y faenas que no estuvieran vinculadas al escenario. Apostó por su vocación y mal no le fue.

Su espacio es, sin duda, el teatro. Acassuso, El tiempo todo entero, El pasado es un animal grotesco (obra gracias a la cual pudo irse de gira por Europa y visitar por primera vez el Viejo Continente), Algo de ruido hace y Automáticos son solo algunas de las numerosas obras de teatro independiente en las que participó a lo largo de su carrera. Pero es en el teatro donde también plasma los proyectos de sus dos grupos de trabajo, Piel de Lava y Compañía el Silencio. “Soy muy fanática del arte colectivo”, dice.

Muy prolífica también ha sido su carrera cinematográfica, con 13 películas en menos de una década. Las Vegas de Juan Villegas abrió este año la 20ª edición del Bafici, una película en la que interpreta a una mujer de 35 años, separada, con un hijo adolescente y que se reencuentra con el padre del chico en la misma localidad veraniega en la que quedó embarazada. El otro gran proyecto que protagonizó y que se presentó en el famoso festival de cine independiente fue La flor, el film de 14 horas de duración (sí, ¡14!) de Mariano Llinás. Elegida la mejor película, se trata de un trabajo conjunto del grupo Piel de Lava (integrado además de Pilar por Laura Paredes, Valeria Correa y Elisa Carricajo) y la productora El Pampero Cine que se desarrolló durante 10 años.

En cuanto a la televisión, Pilar también tuvo sus momentos de gran exposición, especialmente en la tira de Pol-ka Los Únicos. Con Mariano Martínez, Nicolás Cabré, Griselda Siciliani y un amplísimo elenco de figuras televisivas, Pilar llegó a tener hasta un club de fans cuando hacía el programa allá por 2011. Farsantes y Para vestir santos son otras telecomedias de renombre en las que tuvo participación.

En estos momentos Pilar actúa y dirige junto a sus compañeras de Piel de Lava en Petróleo, una obra en la que las cuatro actrices, compañeras y amigas pusieron también la dramaturgia. Se la puede ver en el Teatro Sarmiento jueves, viernes, sábado y domingo.