Los militantes del bao

Abril 2019

Gourmet

Un pan esponjoso de origen asiático y cocido al vapor gana adeptos en Buenos Aires.

Los cazadores de modas gastronómicas parecen haber descubierto, al mismo tiempo y en todo el mundo, una especialidad que todo indica proviene de la provincia china de Fujian, y cuyo consumo en Oriente está extendido desde hace tiempo. El gua bao, bao bun o simplemente bao, ya está entre nosotros, en franca competencia con otras variedades de sándwiches (que, en definitiva, es lo que es), aunque todavía en etapa de crecimiento.  
Con la no poco importante particularidad de que no se hornea, sino que se cocina al vapor y se come caliente o tibio –nunca a menor temperatura porque pierde todo su atractivo–, este pan esponjoso y liviano consiste básicamente en una mezcla de harina, agua, vinagre, aceite, levadura y leche. A diferencia de la mayoría de los panes occidentales, se lo come con distintos rellenos pero doblado sobre sí mismo.
El relleno tradicional es a base de panceta o papada de cerdo con cilantro, ají y maníes. En la actualidad hay una enorme variedad de rellenos, mayormente con carne de cerdo como ingrediente principal, más o menos picantes, más o menos agridulces. 

Receta de pan bao
Ingredientes (para 4 unidades)
125 g de harina
5 g de levadura fresca
¼ cucharadita de polvo de hornear
¼ cucharadita de sal
1 cucharada de azúcar
1 cucharada de aceite de girasol
45 cc de leche
30 cc de agua
1 chorro de vinagre blanco

Preparación
Mezclar en un bol la harina, la levadura, el polvo de hornear, el azúcar y la sal. Agregar en el centro el aceite, el agua, la leche y el vinagre. Mezclar y amasar hasta conseguir una masa lisa. Dejar reposar durante una hora en ambiente templado y cubierto con un paño. Volver a amasar y dividir en 4 bollos iguales. Estirar cada uno con palote en forma ovalada. Dejar reposar tapados durante media hora. Cocinar en vaporera (tradicional o eléctrica) sobre papel manteca durante 10 minutos. Dejar 10 minutos más en la vaporera, retirar, rellenar y servir.