Parrillada con acento coreano

Mayo 2019

Gourmet

Secretos del bulgogi, una manera diferente de comer carnes asadas que gana adeptos entre nosotros.
 

Sea en los alrededores de las avenidas Avellaneda y Nazca, en el barrio de Flores, en la avenida Carabobo al sur, en el llamado Bajo Flores, o en el puñado de restaurantes que, en virtud de la inmigración y de los nuevos y globales hábitos culinarios, se distribuyen en otros puntos de la ciudad, la “parrillada coreana”, con la infaltable e imprescindible compañía del universal kimchi (una preparación a base de repollo y otros vegetales fermentados y muy condimentados que forma parte de cada comida coreana), ya forma parte del nuevo menú de los porteños.

Con la particularidad, y el atractivo, de asar en la propia mesa las lonjas de carne previamente marinadas, más el acompañamiento de una serie de “platitos” que contienen mayormente vegetales crudos, cocidos o encurtidos, el bulgogi (de “bul”, que significa fuego, y “gogi”, carne), que así se llama a esta especialidad gastronómica de Corea, implica una manera diferente de consumir la carne de siempre. Por lo general, se usa de ternera (bulgogi a secas) o cerdo (dweji bulgogi), pero también se puede hacer con pollo (dak bulgogi). Claro que, además de consumirlo en los restaurantes especializados, se lo puede preparar en casa:

Ingredientes (para 4/6 personas)
1 kg de carne de ternera
1 cebolla grande 1 ají morrón verde
2 dientes de ajo
1 chile (o pasta o salsa de chile)
2 cucharadas de aceite de sésamo
4 cucharadas de salsa de soja
3 cucharadas de azúcar
2 cucharaditas de semillas de sésamo
Hojas de lechuga u otras hojas verdes crudas
Sal y pimienta

Preparación
Colocar en un bowl la cebolla, el ají, los ajos y el chile picados, el aceite de sésamo, la salsa de soja, el azúcar, las semillas de sésamo y pimienta molida. Mezclar bien la marinada y agregarle las tiras de carne. Tapar y dejar en la heladera durante varias horas (cuanto más tiempo, mejor será el sabor que se obtenga). Grillar a fuego máximo y hasta que la carne esté cocida. Para comerlo, sobre una hoja verde (que hace las veces de pan) colocar la carne y cerrar como un tamal o un burrito. Se le puede agregar kimchi grillado. Se come con la mano.