Recetas sencillas para cocinar con los chicos

Julio 2017

Gourmet

Opciones para cocinar con los chicos en sus vacaciones

Visitar al padre o a la madre en su lugar de trabajo puede ser atractivo para los chicos en vacaciones, un programa quizá solo superado por la posibilidad de cocinar con uno de ellos o con ambos. El inconveniente es que el tiempo de atención para una tarea que necesita, aun para el plato más sencillo, de cierta dedicación y disciplina, no suele coincidir con el que los niños tienen pensado dedicarle al divertimento. Por eso se imponen las preparaciones sencillas, rápidas, conocidas (habitualmente son bastante conservadores en materia gastronómica) y no necesariamente muy saludables, que después de todo están disfrutando de unas merecidas vacaciones. 

Recetas sencillas para cocinar con los chicos

Si no hay demasiado tiempo, vale utilizar premezclas de bizcochuelos, brownies, flanes, chipá, pizza, etc. Pero si disponemos de un rato para dedicarles y dedicarnos, aquí van algunas recetas para preparar en casa con ellos:

 

 

Palmeritas

Solo se necesitan dos tapas de pascualina hojaldradas y 100 gramos de azúcar. Se estira la masa, se le espolvorea azúcar y se la dobla hacia el centro empezando al mismo tiempo de ambos extremos. Luego se corta la masa en láminas delgadas (que tendrán la forma de la palmerita), se las coloca en una placa enmantecada y se las hornea en horno precalentado durante 15 minutos. Luego se las da vuelta y se las cocina cinco minutos más.

 

Salchichas en camisa

Con una docena de tapas de empanada (pueden ser hojaldradas o criollas) y una docena de salchichas se pueden preparan estos panchos diferentes. Se estira cada tapa, se la adereza a gusto (mostaza, ketchup, mayonesa, etc.) y se coloca en el medio la salchicha. Se las cierra en el centro y se hornea hasta que la masa esté dorada. Pueden comerse enteras, como panchos, o cortadas en pequeñas rodajas, como canapés. 

 

Panqueques

Clásico de clásicos, solo hace falta tener a mano 1 taza de harina, 1 taza de leche, 4 huevos, 1 pizca de sal, una cucharada de azúcar (opcional) y mucho dulce de leche. Primero se baten bien los huevos, se le agrega de a poco la harina (si está tamizada, mejor) y luego la leche, la sal y, para hacerlos bien dulces, el azúcar. Se mezcla todo muy bien para que no queden grumos. Llevar a la heladera durante media hora. Para cocinarlos, poner en una panquequera o una sartén antiadherente rocío vegetal o manteca verter con cuidado la mezcla tratando de que no queden partes más gruesas que otras, cocinar de un lado hasta que se despegue bien, dar vuelta y cocinar apenas del otro. Hacer una pila y servir todavía tibios con mucho dulce de leche en su interior.

 

Ñoquis

Para que sea realmente sencillo, conviene prepararlos con 500 g de ricota, 250 g de harina (depende de la humedad de la masa puede necesitar más o menos, hay que ir probando), 1 huevo, sal, pimienta y nuez moscada (estos dos últimos, opcionales). Mezclar todo muy bien, menos la harina, a la que hay que ir incorporando de a poco. La masa tiene que quedar ligeramente húmeda. Conviene enfriarla antes de estirarla en tiras y cortarla. Se cocinan todos juntos en abundante agua y sal hasta que suben a la superficie. Apagar el fuego y dejarlos durante un minuto. Luego colar y servir con la salsa preferida (vale una ya lista para usar), manteca o crema, y siempre, siempre, queso rallado.

 

Brownies de cacao en polvo

Sí, el mismo que se usa para tomar con leche. Se mezclan en un bol 200 g de cacao, 80 g de manteca, 3 huevos y 50 cc de leche. Se integra todo muy bien y luego se le va agregando unos 60 g de harina y una pizca de sal. Añadirle unas nueces picadas y unos 50 g de chocolate rallado o cortado en trozos pequeños. Hornear en molde enmantecado durante unos 20 minutos en horno precalentado. Dejar enfriar, desmoldar y cortar en cuadrados. Se pueden acompañar con crema batida o helado.

 

Fotos: Istock