Parque Provincial Ischigualasto

Marzo 2019

Turismo

El famoso Valle de la Luna en San Juan sorprende con su particular paisaje y la posibilidad de espiar la evolución de la Tierra.

Extraño y fascinante. Así se suele describir al Parque Provincial Ischigualasto, más conocido como Valle de la Luna, en la provincia de San Juan. Y es que la escasez de vegetación, la variada gama de colores de sus suelos y la caprichosa forma de sus rocas y montes lo convierten en un verdadero paisaje lunar. 

Declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco el 30 de noviembre de 2000, Ischigualasto convoca a turistas de todo el mundo, pero también a científicos. Y es que los hallazgos paleontológicos realizados en él permiten ver una secuencia prácticamente completa del Período Triásico de la Era Mesozoica. Hace 180 millones de años caminaron por el lugar los dinosaurios y restos de ellos han llegado hasta nuestros días. Por eso, se dice que recorrer Ischigualasto es una manera de apreciar la evolución de la Tierra. 

Solo es posible conocer el Valle de la Luna a través de excursiones guiadas, que se realizan en vehículos particulares o bicicletas y por un circuito estrictamente delimitado para el turismo. Claro que en ese recorrido de unas tres horas hay distintas estaciones (El Gusano, Valle Pintado, Cancha de Bochas, El Submarino y El Hongo), pensadas para tomar fotografías y conocer un poco mejor la historia del lugar. 

Dentro del Parque está el cerro Morado, antigua chimenea de un volcán ya extinto y en cuya cima se avistan cóndores. La ascensión dura una hora y es otro de los circuitos que se pueden escoger. También hay una propuesta para hacer un recorrido con Luna Llena, que se lleva a cabo solo cuatro noches al mes y dependiendo de las condiciones climáticas. En la entrada del Parque, por su parte, hay un Centro de Interpretación con réplicas de los fósiles más importantes hallados en el lugar. 

Para quienes desean visitar el Parque, lo más práctico es alojarse en la localidad de San Agustín del Valle Fértil, distante a unos 75 kilómetros aproximadamente de Ischigualasto y a unos 250 kilómetros de San Juan capital. Más allá de que se trata de la puerta de entrada al Valle de la Luna, es también un lugar con encanto propio. 

El Parque Provincial Ischigualasto es, sin duda, uno de los rincones de la Argentina que nadie debería perderse.  

Cómo llegar
Al Parque Provincial Ischigualasto se puede acceder por dos vías. Una de ellas es la Ruta Nacional 150, inaugurada hace cinco años y que es parte del Corredor Bioceánico. La otra opción es la Ruta Provincial 510, que atraviesa de norte a sur el Departamento de Valle Fértil, conectando todas sus localidades con San Agustín.