Andy Kusnetzoff, solidario

Abril 2016

Actualidad

Periodista, actor, locutor pero, ante todo, solidario. Al frente de diversas iniciativas que impulsa y renueva cada año, Andy Kusnetzoff demuestra su compromiso con quienes más lo necesitan. Opina Manuel Lozano, que preside Fundación Sí y a quien el conductor contactó para que coordinara la entrega de las donaciones.

Periodista, actor, locutor y conductor de radio, productor y protagonista de stand up y futuro papá; Andy Kusnetzoff es un hombre multifacético. Pero además ha decidido hacer el mejor uso de su fama: ponerla al servicio de los otros. Como conductor y productor de radio, impulsa desde hace unos años diversas iniciativas solidarias que, en algunos casos, han cobrado dimensiones notables y han ayudado a mejorar la situación de miles de personas, en la ciudad de buenos aires y en distintas provincias argentinas.

Kusnetzoff nació en la Argentina, pero durante su infancia vivió unos años en Brasil debido al exilio de sus padres, que escaparon de la última dictadura militar. Es hijo del Dr. Kusnetzoff, sexólogo y de Esther Buchholz, psicoanalista. Es probable que la influencia de sus padres haya sido lo que lo condujo a transitar los pasillos de la Facultad de Psicología y cursar hasta el tercer año de la carrera; luego abandonar y estudiar periodismo en TEA, donde concluyó sus estudios.

Su participación en el programa CQC (Caiga quien caiga), junto a Mario Pergolini, marcó un antes y un después en su carrera. En ese marco, trabajó en el rol de notero desinhibido, que se llevaba por delante el mundo. Entre las intervenciones más desopilantes, es recordada aquella en la que estuvo a punto besar a Angelina Jolie en la alfombra roja de los premios Oscar, y también aquella otra en que le espetó a Pele que Maradona era el mejor jugador de la historia.

En radio, ya cuenta con una trayectoria extensa: fue movilero y productor de ¿Cuál es?, en Rock & Pop (conducido por Pergolini), mientras trabajaba en la producción del programa Se nos viene la noche, con Juan Di Natale. A partir del 2001 conduce sus propios programas. Hace 14 años que conduce Perros de la calle por Radio Metro, junto a Cayetano, Gabriel Schultz y Nicolás Salvarrey.

Es en este ciclo donde despliega su faceta solidaria. Una vez por semana, el programa emite un segmento en el que  tres personas salen al aire describiendo sus necesidades. A partir de que entran en contacto con éstas y con las historias de los oyentes que llaman, los conductores y los oyentes votan por uno de los pedidos. El ganador es conectado con la empresa o la institución que puede ofrecer una solución para ese caso, y a ese pedido de respuesta se le agrega un plus; algo que los productores y conductores del programa consideran que puede ayudar aún un poco más. Así, personas que han llamado pidiendo  zapatillas, colchones, carritos de bebés, anteojos o herramientas han podido recibirlos. Pero eso no es todo, porque la solidaridad termina multiplicándose y atraviesa los límites del programa: hay gente que se entera de problemáticas que cobran estado público, empatizan con quienes menos tienen y se ponen en contacto o al servicio de otros, ya por fuera del aire y con intenciones de sostener esa ayuda en el tiempo.

  Bajo la misma premisa, la de intermediar entre quienes necesitan ayuda y el público masivo, en 2007 el programa inauguró Misión solidaria, bajo la conducción de Andy y también por Metro 95.1 Se trata de una movida que dura todo el día, en la que se solicitan donaciones de alimentos, ropa e incluso muebles. En su primera edición, los organizadores lograron juntar dos camiones repletos de donaciones; poco después consiguieron 800 toneladas de alimentos y ropa que fueron distribuidos en 100 comedores en la Ciudad de Buenos Aires, el conurbano bonaerense y provincias del interior. No es casual que la repercusión haya sido y siga siendo tan poderosa y convocante;  la confianza que los oyentes depositan en Andy explican el fenómeno y posibilitan este altísimo nivel de participación. Otra explicación posible es que miles de personas tienen voluntad de colaboración, aunque no siempre encuentran los canales que habiliten la llegada a quienes necesitan de la ayuda.

  La Fundación Sí, dirigida por Manuel Lozano es la que coordina las entregas de las donaciones, que se distribuyen de acuerdo a las necesidades de los comedores. La Fundación, desde su página web define que su principal objetivo es "promover la inclusión social de los sectores más vulnerables de Argentina. El trabajo se concreta mediante un gran número de voluntarios que trabajan en la asistencia, la contención,  capacitación, educación y el fomento de la cultura del trabajo”, explican. Andy es uno de esos voluntarios.

No sólo es voluntario de la Fundación, sino que fue una de las primeras personas que nos llamó cuando decidimos conformar la Fundación”, explica a Revista Cabal Manuel Lozano.  “Además, es él quien me consulta todo el tiempo por el avance de cada uno de los proyectos. Es un amigo al que quiero y admiro. Cuando alguna decisión que estamos por tomar me genera dudas, es a una de las personas a las que sin duda consulto, siempre me interesa conversar con él para conocer su visión y saber qué opina.”
Respecto del comienzo de esta relación, la de Andy y Lozano, éste último cuenta: “La  primera vez que nos vimos fue en la Misión Solidaria que él impulsó desde la Metro. Pero nos conocimos más a partir de un día en que estábamos por arrancar las recorridas nocturnas para acompañar a quienes duermen en la calle y me llegó un mensajito que decía: '¿Donde están que quiero sumarme? Andy'. Ese día se sumó a la recorrida y desde entonces empezó a crecer nuestra amistad. Me pareció un gran gesto que se contactara y se sumara. Desde entonces, en cada charla y cada encuentro, seguimos pensando nuevas iniciativas o proyectos para llevar adelante desde la radio y desde la Fundación, sumando voluntad y esfuerzo.”
Uno de esos proyectos se llevó adelante el pasado agosto de 2015, cuando fuertes lluvias produjeron  inundaciones que afectaron a miles de personas, en la provincia de Bs. As. Kusnetzoff no se demoró en organizar una campaña de ayuda a las víctimas: desde la Fundación Sí transmitió su programa de radio en vivo y pidió a los oyentes que colaboraron con distintos productos de primera necesidad para los damnificados.

El conductor fue, además, la cara visible de una campaña solidaria de una reconocida marca de gaseosa que exhibía como slogan “Buenos porque sí” y buscaba promover la solidaridad, no solo otorgando premios en dinero a quien resultase ganador, sino también a un amigo y una ONG que esta persona eligiera. Nuevamente, su imagen quedó asociada a los valores solidarios.