Compras en línea: una tendencia en plena expansión

Febrero 2016

Actualidad

La venta a través de Internet se afianza como una de las nuevas formas de consumo. Desde ropa, lencería y calzado hasta electrodomésticos y objetos de diseño, el consumo online sigue ganando usuarios. Los clientes confían cada vez más en este nuevo sistema de compra.

 Desde los tiempos del trueque, las posibles formas del comercio han evolucionado de acuerdo a la época, atravesadas por el devenir de la historia. Los avances tecnológicos y la revolución que significó la aparición de Internet y su expansión en las sociedades contemporáneas, impulsó la tendencia cada vez más extendida en nuestro país de las compras online.

  Esta nueva forma de consumir fue impulsada y desarrollada a partir de la inquietud de los consumidores de realizar búsquedas online previas a la compra. Las marcas y comercios finalmente subieron sus productos a los sitios e inauguraron cómodas formas de pago.
  Las ventajas de comprar online son múltiples: no hay horarios preestablecidos, se concreta mediante una operación rápida y ágil, y es posible elegir entre una amplia variedad de productos. Las formas de pago, a su vez, son flexibles (incluyendo las cuotas sin interés) y no hay que moverse del sitio donde uno está para concretar las operaciones. Inclusive, se han desarrollado distintas aplicaciones que permiten comprar desde los dispositivos móviles de manera cada vez más sencilla.

  Otro gran atractivo de este tipo de consumo es la implementación de descuentos. Se promocionan jornadas con descuentos como el Cyber Monday que ofrece importantes rebajas un día lunes. Según la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE) en el último Cyber Monday de noviembre de 2015 la venta online generó ganancias de $ 2.200 millones. No sólo hay una estrategia de venta detrás de este tipo de iniciativas, también se busca generar mayor circulación de clientes y que cada vez más personas confíen en la venta online.

  Según el informe anual del comercio electrónico en Argentina emitido por CACE, el año 2014 arrojó un crecimiento del 61,7 % en ventas online; y se espera que el balance del 2015 –aún no disponible- supere esas cifras. La mitad del total de la población del país alguna vez realizó al menos una compra de esta manera. La forma preferida de pago ha sido la tarjeta de crédito y el 90 % de los encuestados dice haber elegido la venta online por comodidad como primera ventaja, seguido por el precio.

  Es fundamental, para fomentar las ventas y la confianza en los distintos sitios web, que el cliente pueda tener comunicación directa con el comerciante y así reciban atención personalizada  a través de chats, mails y teléfonos de acceso gratuito.
   Otra cuestión a tener en cuenta es la diagramación de las páginas web, que debe permitir una buena visualización y clara descripción de los productos en venta.

  Si bien los productos que más se venden son los relacionados con la moda, también encabezan la lista de los rubros más requeridos los paquetes turísticos, televisores, aires acondicionados y teléfonos celulares. Hasta los grandes supermercados han implementado plataformas de compra online, que si bien sigue siendo en porcentaje menor a la compra tradicional, marca una tendencia en ascenso.

  Entre los compradores que aún tienen dudas y desconfianza respecto de este sistema de compra y venta –un sector considerable del mercado-, los temores frecuentes se relacionan con el ingreso de datos personales y de tarjeta de crédito solicitados por las páginas vendedoras o incluso de no recibir el pedido. Sin embargo, el sistema de calificación de usuarios, las vías de comunicación directa con las empresas y la posibilidad de realizar seguimiento de los empaques han ido generando cada vez más confianza.

La página más requerida en nuestro país es Mercado Libre, una plataforma que funciona con un sistema de búsqueda y ofrece todo tipo de productos. Como en el resto de los sistemas de venta online se aceptan tarjetas de crédito y débito o la posibilidad de abonar en efectivo. Las formas de entrega pueden ser a través de envíos por correo o se retira personalmente.