Entrevista a la bióloga Julia Etulain

Abril 2017

Actualidad

La joven bióloga argentina fue distinguida en Francia con el Premio L´Oreal-UNESCO como una de las científicas más prometedoras.

 

Con 33 años, la bióloga e investigadora asistente del Conicet Julia Etulain se convirtió en la primera argentina en ser distinguida con el “Premio L´Oreal-UNESCO Por las Mujeres en la Ciencia” en la categoría “Talentos Internacionales Emergentes”. Tamaño título suele ser resumido por los que saben cómo “una de las quince científicas que potencialmente pueden cambiar el mundo”.

Semejante reconocimiento le llegó por su proyecto de optimización del Plasma Rico en Plaquetas (PRP) que se encuentra en la sangre para su aplicación en la regeneración de tejidos. Si bien la obtención del PRP no es una novedad, lo que Julia logró desarrollar es un método sencillo, barato (puede hacerse con máquinas disponibles en cualquier laboratorio del país) y eficaz, porque tiene en cuenta qué uso se le dará luego.

Como buena doctora, su obsesión es que los avances que logra la medicina estén al alcance de todos. Por eso, su próximo objetivo es que el tratamiento con PRP se pueda realizar en hospitales públicos de todo el país. Y que sea un método de rutina y no alternativo como es en la actualidad.

La relación de Julia con la ciencia, según ella misma cuenta, comenzó desde chiquita como lectora de la revista Muy Interesante que le compraba su papá. Ese interés, en el secundario, derivó en la fascinación por la materia Biología. Por eso, cuando terminó el colegio no dudó en inscribirse en la Licenciatura de Ciencias Bilógicas de la Facultad de Ciencias Exactas de la UBA. Obtenido ese título se doctoró luego en Bioquímica.

Julia empezó con los experimentos de su proyecto cuando aún era becaria del Conicet, en 2015. Los primeros resultados no fueron muy satisfactorios y estuvo a punto de abandonarlo. Pero justo le llegó el primer reconocimiento de L´Oreal-UNESCO: el premio y la beca nacional. De esa manera pudo continuar con sus investigaciones y conseguir más adelante la distinción internacional. Así fue como este año viajó de Remedios de Escalada, donde vive, a París para recibir un premio de 15 mil euros y mucha visibilidad. Para los argentinos, es otro motivo de orgullo.