Hombres por la igualdad de género

Enero 2018

Actualidad

Con el apoyo público de distintas personalidades una Red conformada por distintas organizaciones se expresa contra la violencia hacia las mujeres con iniciativas que llaman la atención sobre aquellas situaciones cotidianas donde se manifiesta la dominación masculina.

 

El 3 de junio de 2015 se realizó en la plaza que está frente al Congreso de la Ciudad de Buenos Aires, pero también en una larguísima lista de ciudades de todo el país, la primera manifestación contra la violencia de género conocida como “Ni Una Menos”. A ella le siguieron dos movilizaciones más en la misma fecha de los años siguientes. La enorme convocatoria que tuvieron estas marchas y la amplísima difusión que la gente hizo de esta problemática a través de la redes sociales instalaron en la sociedad un tema que tiene en los femicidios su cara más visible y dramática (según un informe de la Corte Suprema de Justicia en 2016 hubo 254 mujeres asesinadas por hombres) pero que en realidad es mucho más amplio: la desigualdad entre hombres y mujeres.

Tomados como una simple (aunque dura) estadística, los crímenes cometidos contra las mujeres no terminan de revelar esa relación desigual de poder entre géneros. Sobre esa problemática viene alertando desde 2008 la campaña “Únete para poner fin a la violencia contra las mujeres” de las Naciones Unidas, acción que en 2014 derivó en una adaptación vernácula con la creación de la Red de Hombres por la Igualdad con el objetivo de que también “ellos” se sumen a los esfuerzos de “ellas” por generar conciencia sobre la violencia y las disparidades. Tres años después, la Red acaba de ser relanzada, sumando más adhesiones de personas destacadas y con una visibilidad mucho mayor a través de perfiles muy activos en Facebook, Twitter e Instagram.

La iniciativa es desarrollada en Argentina por Naciones Unidas a través del Centro de Información de las Naciones Unidas para Argentina y Uruguay (CINU); el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD); Fundación AVON, el Instituto Nacional de las Mujeres y la Universidad Nacional de San Martín. La Red invita a los hombres argentinos a comprometerse por la igualdad, poner fin a la violencia contra las mujeres y participar proactivamente realizando acciones que contribuyan a la prevención de esta problemática en sus respectivos ámbitos.

 

Compartiendo las tareas

La primera campaña de la Red de Hombres por la Igualdad en esta segunda etapa lleva el nombre de “Compartamos el Cuidado” y apunta a reducir la brecha existente entre hombres y mujeres en el desarrollo de las tareas domésticas y de cuidado de niños y personas mayores. “Lo que intenta abordar la Red es la relación desigual de poder entre varones y mujeres a partir de la cual se organiza toda nuestra sociedad. Y esto se ve por ejemplo en las tareas domésticas y de cuidado, uno de los temas que nos parece clave y que es necesario discutir”, cuenta Andrea Bolzano, coordinadora del Área de Género del PNUD.

Los números que manejan desde la Red son bastante elocuentes a la hora de precisar la desigualdad que existe en nuestro país en relación a las tareas domésticas y de cuidado. Por ejemplo, según encuestas del INDEC el 88,9% de las mujeres participa de actividades domésticas no remuneradas contra el 57,9% de los varones. En horas, ellas dedican 6,4 horas diarias a esas tareas mientras que ellos solo 3,4. Y en el ámbito profesional las mujeres perciben un salario equivalente al 74,2% del de los hombres.

Las cifras dan cuenta de que mientras las mujeres se han incorporado masivamente al mercado laboral, los hombres no han asumido las tareas domésticas y de cuidado en las mismas condiciones.

 

Un mundo distinto para nuestras hijas

Cada una de las organizaciones que conforman la Red trabaja para sumar hombres que le den fuerza a esta idea de igualdad. Desde el PNUD se trabaja mucho dictando cursos y talleres para capacitar a formadores que después puedan llevar estos temas a distintas organizaciones. Uno de los ámbitos de trabajo son los sindicatos. “El tema de género no es tan fácil, porque lleva todo el tiempo a replantearse decisiones, de pareja, laborales. A la hora del trabajo que hacemos en los talleres con hombres nos resulta mejor verlo en términos de sus hijos e hijas. Que se pregunten cosas como qué tipo de trabajo y de vida quieren para ellos y ellas, si les gustaría que sus hijas sean independientes económicamente, o qué entorno laboral les gustaría que tuvieran. Y así las discusiones empiezan a avanzar mucho más rápido”, precisa Bolzano. “El fondo de la cuestión es que aún vivimos en una sociedad que cree que los hombres son superiores a las mujeres, que tienen algunas características biológicas que los hace superiores y que por lo tanto tienen el derecho a hacer algunas cosas que las mujeres no tenemos”, agrega la coordinadora del PNUD.

Que la distribución de las tareas domésticas (tales como lavar los platos, hacer las camas, limpiar los pisos o acompañar a los hijos en el estudio, entre tantas otras) sea equitativa y la responsabilidad en el cuidado de las personas compartida es el primer foco que ha elegido la Red en este relanzamiento. Pero pronto vendrán otros. Violencia, acoso sexual, derechos reproductivos, salarios y representación política son solo algunos de aquellos temas donde no es muy difícil percibir que en materia de igualdad de géneros aún hay mucho por hacer.

 

Fotos: istock.com