Kevin Johansen, un hombre de dos mundos

Junio 2014

Actualidad

Divertidas, lúdicas, inteligentes, así son las canciones de este artista argentino pero de fuerte impronta continental, que encara un año espectacular. Junto a The Nada, la banda que lo acompaña hace ya diez años, ofrecen una de las propuestas más atractivas de la escena musical local.

Kevin Johansen -de madre argentina y padre norteamericano-, nació en Alaska, vivió en América del Norte y se siente argentino. Acaso su historia y sus numerosas migraciones expliquen esa riqueza de paisajes, historias, sonidos y la mezcla de distintas tradiciones y culturas que tiene su música.  “Fui criado por una madre latinoamericanista, feminista y socialista. Mis abuelos vendían medias y mi vieja, que era un bocho, recibió una beca para estudiar en Estados Unidos en el ‘63, y cometió la contradicción de casarse con un yanqui de Denver, Colorado. Siempre puteaba por eso: ¡Justo yo, que soy antiimperialista, me vengo a casar con un gringo!”, contó Kevin. 


Con veintiún años, y después de un breve paso por el rock local argentino -con Instrucción Cívica y su Obediencia Debida, en 1985-, el músico partió al extranjero a buscar su lugar. En 1990, llegó a los Estados Unidos, donde había transcurrido parte de su infancia, sin imaginar que se quedaría por allí diez años. Fue allí donde conoció, a poco de llegar, a Hilly Krystol, dueño de CBGB's, quien lo invitó a participar de su futuro sello; así fue que durante los '90, grabó y tocó allí como 'house band'. En el 2000, regresó a Buenos Aires, donde se instaló y donde vive desde entonces.
“Este es un país maravilloso, su gente, su cultura”, define en entrevista con Revista Cabal. “A la Argentina no hay con qué darle, y mire que le hemos dado pa' que tenga!”, dice. “En cuanto al panorama musical, este país está lleno de artistas maravillosos,  vaya donde vaya por el continente, nos tratan increíblemente bien, por ser artistas argentinos”.
En Estados Unidos creó a su grupo, The Nada y así llamó también al primer disco que grabó. Hasta acá lleva grabados seis álbumes y en todos se reconoce su eclecticismo y el mestizaje estilístico y lingüístico. Sus letras, combativas y sutiles: la suya es una fórmula personalísima y sensual.


“Soy lo que soy, como decía la canción”, define Kevin. “Igual, al haber sido criado más que nada por mi madre argentina y al haber llegado al país con casi 12 años, soy de acá en gran parte. En las letras es más evidente que soy totalmente bilingüe y, como digo yo, bicultural. Pero bueno, mi historia es mía y la vivo con naturalidad.”
A The Nada y Sur o no Sur –segundo disco-, siguió City Zen, donde también fusionaba el espíritu urbano de las muchas ciudades en las que había vivido a lo largo de su vida.  En 2007 se editó Logo, su cuarto álbum de estudio, nombrado por Los Ángeles Times como uno de los cinco mejores discos del año.


BI, su último álbum, y el que seguirá presentando este año en la Argentina y en el mundo, fue grabado en dos partes (y representa sus raíces multiculturales, de parte de madre y padre): la primera, Jogo (Subtropicalia), fue realizada en los Estudios Del Arco con la coproducción de Javier Tenenbaum y Osqui Amante, y la segunda, Fogo (Pop Heart), fue realizada en los Estudios El Pie con la coproducción de Tweety González.  La primera parte tiene un fuerte sello folclórico, con una mirada hacia el Uruguay y Brasil. Mientras que en Fogo, prevalece un sonido más rockero, y no faltan canciones en inglés (incluyendo todos temas propios y dos covers: Everybody Knows' de Leonard Cohen y Modern Love de David Bowie).
El título juega también con la ambigüedad sexual: “Creo que hay tantas formas de manifestar la sexualidad como personas en el mundo”, piensa Johansen. “Por suerte, hay cada vez menos prejuicios y juicios sobre la sexualidad del otro”.


El disco contó con la participación de: Lila Downs, Rubén Rada, Daniela Mercury, Natalia Lafourcade, Paulinho Moska, Lisandro Aristimuño, Fernando Cabrera y Orquesta El Arranque, entre otros grandes artistas. “Odio la palabra fusión, ha sido muy bastardeada como tantas otras. Me gusta, sí, encontrar lo compatible entre lo aparentemente incompatible. Pero no para  'fusionarlo', sino destacarlo”, explica él.


Este año lo comenzó en Brasil y lo llevará por el continente. También tiene previsto hacer un nuevo libro y DVD con el dibujante Liniers, con quien ya habían editado, en 2008, Oops!. “Estoy haciendo de todo”, cuenta. “El DVD "(Bi), un viaje previsto a México y el libro "Bi(s), que saldrá en agosto que hicimos junto a Liniers y The Nada. También un show en el Luna Park a fin de año para nuestra tradicional ‘Fin De Fiesta’ (en diciembre), y viajes varios por Latinoamérica.  Mi proyecto a futuro es conquistar al mundo con mi música, pero sin forzarlo, susurrarlo y que venga. ¡Siempre buscando, la máquina nunca descansa!”, admite.
                                                                                                              
                                                                                                                         V. Abdala