La solidaridad De Todos para Todos

Noviembre 2012

Actualidad

La Asociación Civil "De Todos para Todos" no sólo contiene un slogan muy vinculado con el  contexto actual. También contiene en su seno un compromiso homogéneo y extendido en el tiempo para colaborar con el mejoramiento de la calidad de vida de los que menos tienen. Compartimos una entrevista con Mariano Luparelli, socio fundador de esta organización que trabaja desinteresadamente en la promoción de derechos tan elementales como la alimentación y el trabajo.

Revista Cabal: Por favor definan qué tipo de organización son y qué es lo que hacen básicamente.
De todos para todos: Somos una organización civil sin fines de lucro que trabaja en un barrio del Gran Buenos Aires, intentando asistir, contener, ayudar, dar herramientas para intentar cambiar o mejorar la situación de precariedad. Tenemos dos proyectos: Sábados recreativos y CERAMIA.
Sábados recreativos: Como grupo, nacimos con un comedor infantil que funcionaba sólo los días sábados, con la idea de ayudar a los niños que lo necesiten. Hoy también hacemos actividades lúdicas con los chicos. Los asistimos, pero también jugamos con ellos, los escuchamos, intentamos comprenderlos, ser parte de su realidad.
CERAMIA nació en el 2009, como un emprendimiento de capacitación para los voluntarios de la ONG. Se fue abriendo camino para capacitar a los vecinos del barrio, y hacer un emprendimiento productivo. Generamos una empresa, que conjuntamente con el MINISTERIO DE TRABAJO,  brindamos capacitación en el oficio de escultor de cerámica.

¿Cómo surgió el proyecto de la organización?
Surgió en el 2002, cuando el país atravesaba una situación de crisis, y nos pareció que una forma de contribuir era la acción. Pura voluntad.  Entendíamos que esa era la mejor receta contra la situación que estábamos viviendo todos los argentinos. En el hacer está la principal respuesta para los problemas. Y lo queríamos hacer de forma orgánica propia, sin basamentos religiosos ni partidarios. Nosotros como ciudadanos en sí, por eso conformamos una organización civil con personería jurídica. 

¿A quiénes está destinada la ayuda que se brinda?
La ayuda está orientada directamente a los chicos que participan en el comedor infantil los sábados, como también a las familias que les entregamos bolsones de comida. El emprendimiento productivo está enfocado para todo mayor de 18 años que quiera ser parte. Por lo cual, en sí, nuestra labor está siendo destinada para todo el barrio, para todo aquel que quiera ser parte de nuestras acciones.

¿Qué actividades realizan?
Los sábados realizamos manualidades, en la cual sábado a sábado se hace una distinta. La consigna es que cada vez los chicos empiezan y terminan en el día lo que hacen. También, hacemos deportes de equipos: fútbol o vóley, mixto. Y para los más chiquitos hacemos juegos de recreación.
Por el lado de la CERAMIA trabajamos en la semana capacitando miércoles y viernes por la mañana. El resto de los días nos dedicamos a la producción de los pedidos que nos llegan. Nuestros principales clientes son empresas que compran para regalos empresariales.

¿Cómo  es la relación que tienen con la comunidad?
La relación con la comunidad es excelente. Trabajamos en las dos escuelas del barrio. Los sábados el comedor funciona en la escuela NRO 20, y el taller de CERAMIA lo llevamos adelante en la escuela Técnica. A su vez somos parte de una red que aglutina las organizaciones del barrio. Todos nos conocen y tenemos una imagen muy positiva con los vecinos.

¿Cuáles consideran que son los principales logros alcanzados en todo este tiempo?
Los mayores logros son el cariño de las familias, quienes en cada jornada nos lo hacen saber. Que nos tomen como referencia, como parte de sus vidas.  Que en caso de problemas, o dificultades, los adultos nos digan que los chicos son muy felices los sábados gracias a nosotros. Que los niños que antes participaban del comedor, hoy nos ayuden, y sean voluntarios del grupo.
Otro gran logro lo estamos haciendo con CERAMIA (cerámicas, manos, ideas, arte), emprendimiento con el que estamos capacitando gente. Más de una persona hoy puede decir que es CERAMISTA, ya que con nuestro hacer le hemos dado una herramienta útil para la futura búsqueda de trabajo.
En sí, el haber llegado a diez años de trabajo voluntario, es un gran logro. Desde que hemos comenzado hasta hoy, siempre lo hicimos a puro corazón, convencidos de lo que hacemos, con quien lo hacemos, y para quien colaboramos. No es fácil coordinar el comedor, las actividades y el emprendimiento. Pero, hemos llegado a diez años, y seguiremos muchos años más.

¿Reciben alguna ayuda de algún organismo estatal?
Recibimos alimentos no perecederos del Ministerio de Desarrollo Social cada dos meses. Como también el apoyo para la capacitación de parte del Ministerio de Trabajo.

¿Tienen nuevos proyectos?
Estamos queriendo reflotar un proyecto de la ONG que se llama un cuadro para Juanito. Visitamos escuelas difundiendo los derechos del niño, a través del arte.

¿Cómo se puede colaborar con la organización?
Se puede colaborar participando activamente como voluntario, contactándose con nosotros a través de la web: www.detodosparatodos.org.ar; ahí tienen una dirección de mail; socios@detodosparatodos.org.ar; o bien nos pueden llamar a 011-15-4447-0819. Para realizar donaciones pueden hacerlo a la cuenta bancaria de:  Banco Credicoop.
Cuenta Corriente 070-004080/3.

A partir de la experiencia transitada por Uds. ¿Qué mensaje le transmitirían al lector de Revista Cabal?
Nos resulta sumamente importante  hacer saber que ser parte de una organización no es tan complicado. Es cuestión de hacerse tiempo. Destinar energías en causas que ayudan al otro puede ser sencillo, y está muy a mano. Desde colaborar en un comedor, en un hospital, en centros de asistencia, en acciones puntuales de voluntariado, como por ejemplo un techo para mi país, o bien la convocatoria de Greenpeace, son formas de ser parte de la realidad, y argumentando nuestra frase de cabecera, en el hacer esta la lógica de los resultados. Súmate al voluntariado, suma actuando, suma haciendo.