Robots para educar

Noviembre 2011



Actualidad

La Argentina fabrica y exporta Robots con fines educativos.

En Tecnópolis, la empresa argentina Robot Group dispuso cuatro canchas para jugar al metegol con robots y una serie de brazos robóticos para que los chicos pudieran aprender jugando. Así se dio a conocer masivamente en sociedad. Aunque hace años que sus responsables vienen trabajando, y el resultado del esfuerzo es más que exitoso: hoy son la única compañía argentina que se dedica a diseñar y fabricar robots en serie con un fin educativo.

Es un hecho que la robótica está inserta, a esta altura, en muchísimas actividades  de la vida social -la agricultura de precisión, equipos para seguridad, medicina e industria- y se calcula que es una de las áreas con mayor proyección. Pero no siempre fue así.

Cuando, a mediados de 2000, Mónica Paves, docente de física y matemática, y Lucio Mercado, ingeniero químico, abrieron su taller de investigación y enseñanza de robótica en el barrio porteño de Floresta, convencidos de que podrían construir y programar robots, cualquiera podría haberlos mirado con desconfianza: en la Argentina delarruísta, previa a la crisis del 2001, ese parecía un sueño imposible. No estaban errados, sin embargo, el tiempo les dio la razón.

Once años después, la empresa que lideran -que también cuenta entre sus adictivos al programador de software Julián Da Silva- lleva desarrollados una serie de proyectos -entre ellos un software de programación de código abierto que permite a los usuarios programar robots de manera rápida y sencilla, y dos modelos de robots, el N6 y el N10- que en poco tiempo comenzarán a producirse también en China.

Tras un acuerdo comercial con la compañía Seed Studio, comenzarán a fabricar controladores bajo el sistema Multiplo en China, para su posterior distribución al resto del mundo. Como contrapartida, Robot Group distribuirá los componentes electrónicos producidos por Seed Studio en la Argentina.

Robot Group fue distinguida en 2006 con el Premio Innovar y participó en 2010 en el stand del Ministerio de Ciencia Tecnología e Innovación en la expo del Bicentenario. A partir del 2008, sus responsables decidieron invertir para generar sus propios productos. Hoy se especializan en dos sectores: uno dedicado a robots sociales para juegos y otro educativo, donde fabrican sets dirigidos  fundamentalmente a alumnos de primaria y secundaria. En esta línea, la empresa resultó  ganadora del primer premio en la categoría “Producto Innovador” de Innovar 2010, colabora con el Ministerio de Ciencia en la entrega de equipos y software, y obtuvo el financiamiento de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica, que aportó 70.000 pesos, con el compromiso de una contraparte similar.

El sistema operativo que crearon se llama DuinOS. También se desarrolló un sistema gráfico, para que chicos o personas con pocos conocimientos técnicos puedan programar los robots mediante íconos. Por último, el equipo de Robot Group está trabajando en un simulador que permitirá probar con robots virtuales los programas que se correrán luego en los robots ya construidos.

Otro de los proyectos para este año, además de continuar con los talleres y cursos de robótica para niños y adultos, es desarrollar un nuevo prototipo de robot, el N4 destinado al público infantil, que se venderá en jugueterías. La idea es hacer accesible la robótica a cada vez más chicos.

La robótica es una disciplina muy completa, ya que integra áreas como matemática, electrónica, física y mecánica. Además incentiva el pensamiento lógico, permite aprender jugando y lleva los conocimientos de la teoría a la práctica.

Además, firmó un convenio marco con la UTN, Facultad Regional Buenos Aires, dirigido a promover en forma conjunta el desarrollo e implementación de proyectos de Robótica en los campos Académico, Científico y Cultural. Gracias a este convenio, los cursos de RobotGroup serán certificados por la Universidad Tecnológica Nacional.

 

Contacto: www.robotgroup.com.ar/web