Sergio Levin: militante de la vida

Febrero 2015

Actualidad

Tras la muerte de su hijo, en 2006, en un choque en el que murieron nueve jóvenes alumnos y una docente del colegio Ecos, participó de la fundación de Conduciendo a conciencia, una agrupación que desde entonces da pelea para difundir las normas de seguridad vial y dedica su vida a trabajar incesantemente por la prevención de la inseguridad vial. Los accidentes viales son considerados una pandemia a nivel mundial. En nuestro país mueren 14 personas por día a causa de ellos.

   El 8 de octubre de 2006 la sociedad argentina se vio conmocionada por una de esas noticias que dejan huella en la memoria de un país: un colectivo que traía jóvenes adolescentes del colegio porteño Ecos, chocó en la Ruta 11 en Santa Fe. Venían de realizar tareas solidarias en el Chaco, desde el año 94 el colegio apadrinaba una escuelita allí. Murieron nueve alumnos y una docente. Solemos llamar a estos hechos accidentes, sin embargo hay que decir que se trató de un trágico hecho absolutamente evitable: el chofer del micro que los chocó de frente venía conduciendo alcoholizado y también murió junto con su acompañante. Además, el chofer del micro no contaba con la calificación y la experiencia necesaria. Frente a estos hechos tan dolorosos, se impone recordar que lo que se puede evitar no es un accidente. Hacia allí apunta su trabajo de todos los días, Sergio Levin.

  Sergio es el papá de Lucas uno de los jóvenes solidarios que fallecieron en el choque, y se ha convertido en un “militante de la seguridad vial”, tal como él se define.  Se ha dedicado a lo largo de estos ocho años a construir desde el dolor. Tras haber perdido a su hijo, se acercó a la difícil problemática de la seguridad vial en nuestro país, un tema que  en el año 2006 no se encontraba instalado en la sociedad y tampoco en las políticas de Estado y que gracias al trabajo de personas como Levin ha logrado tener una visibilidad inédita en nuestro país.

   Respecto de su militancia por la seguridad vial, Levin cuenta a Revista Cabal: “Comenzó cuando me informé respecto a cómo se daba la seguridad vial en nuestro país, qué organismo la lideraba, y a partir de instruirme comenzar a pregonar unos buenos usos y costumbres. Obviamente, que esto en el tiempo se fue transformando y hoy me siento uno de los referentes de la temática.”. Estos cambios incluyen su designación como parte de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSA) y una tarea incesante en el trabajo sobre la prevención. Levin se ha convertido en una de las personas más destacadas a nivel nacional en el área de concientización por una mayor seguridad en las calles y rutas argentinas. Ha participado de programas de radio y televisión como parte de su trabajo de difusión.

   Al poco tiempo de ocurrido el trágico hecho, los padres y familiares comenzaron a reunirse y a acompañarse frente a tanto dolor e impotencia. De esas primeras reuniones surgió la asociación civil Conduciendo a conciencia, de la que Sergio Levin ha sido uno de los fundadores.  Se dedican a trabajar por una mayor seguridad vial: su principal propósito es que estas tragedias no se repitan, que nadie más tenga que llorar a sus seres queridos por hechos de tránsito que pueden prevenirse.

  Desde un primer momento, contaron con el apoyo incondicional de Luis Alberto Spinetta, quién era embajador de la causa, y de León Gieco que, junto a otras personalidades destacadas de nuestro país, difundieron y apoyaron la causa por una mayor seguridad en las rutas y por el fin de las muertes evitables. Incluso Spinetta compuso una canción en memoria de los adolescentes fallecidos: “Retoño”.
   Como resultado del trabajo que Levin llevó adelante junto con padres, familiares y amigos de las víctimas, en 2008 se sancionó la Ley 26353. Entre otros cambios, a instancias de la misma, se creó la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), que se convirtió en la primera autoridad a nivel nacional en el tema. Se prohíbe a partir de entonces la publicidad y la venta de alcohol en las rutas. La ANSV trabaja en articulación con el Ministerio de Educación. 

   “Yo trabajo en el área de capacitación y creo que una de las mejores medidas que tendrá un efecto en el tiempo, es poner la Educación Vial en todos los secundarios del país, no como materia curricular, sino como materia transversal a muchas materias”, dice Levin. “Otra medida importante, es la implementación de la Licencia Única de Conducir en todo el país.” La creación de la Licencia Nacional de Conducir incluye la consulta en un Registro Nacional de Antecedentes de tránsito como condición para otorgar y renovar licencias, además permite unificar a nivel nacional criterios de evaluación para otorgar la licencia así como también reunir la base de datos con los antecedentes de tránsito, todas medidas que permiten garantizar conductores más responsables.

Sergio Levin, desde ANSV, ha recorrido distintas instituciones dando charlas y conferencias con el objetivo de llevar a todos los rincones del país un mensaje de prevención. De esa experiencia cuenta: “La respuesta es excelente porque intento darle un marco no tradicional a las charlas. La idea es que los que participan, se sientan incluidos e involucrados y se produzca una interacción para que les provoque la sensación real de que a ellos también les puede pasar” A sus charlas se suma un trabajo de edición y publicación de libros educativos para docentes y alumnos de los últimos años del secundario que apuntan a concientizar a los futuros conductores. Esta es la apuesta aunque, va por más. “Hay que lograr mayor concientización en la sociedad y mayor compromiso e involucramiento de los que gobiernan en determinados  municipios e intendencias.”, dice a Revista Cabal.

   En relación a la situación actual, Levin puntualiza: “La concientización no apunta a un solo problema, acá hay muchos problemas encadenados. Si tengo que enumerar los problemas diría que el consumo de alcohol al conducir es el que más trae inconvenientes, porque además se mezcla con los problemas de drogas, con el exceso de velocidad y dentro de las ciudades (o en rutas) el problema es el uso del celular.”
  Es necesario, y urgente, sostener la valiosa labor que Levin lleva adelante: los accidentes viales son considerados una pandemia a nivel mundial. En nuestro país mueren 14 personas por día. La tragedia del Colegio Ecos es también la tragedia de un país. Este hecho marcó un antes y un después en la postura del Estado, la sanción de la ley es una prueba de ello, y significó un hito fundamental para que se iniciara el cambio en  la sociedad. Concluye Levin: “El trabajo incansable que hicimos el grupo de padres y amigos, ha marcado un antes y un después que hizo modificar leyes y provocar el interés de un gobierno para poner la problemática vial en la agenda política.”

La necesidad de comunicar en cuanto lugar sea posible la importancia de la prevención a la hora de manejar ha hecho que Sergio Levin tenga una relación muy activa con los medios de comunicación.  En FM Metro 95.1 tiene una columna dedicada a hablar de inseguridad vial y lo mismo hace a través de su cuenta de Twitter @sergiolevin.