Teatro por la Identidad

Septiembre 2013

Actualidad

Teatro por la Identidad nació de la profunda necesidad de articular legítimos mecanismos de defensa contra la brutalidad y el horror que significan el delito de apropiación de bebes y niños durante la última dictadura militar, y la sustitución de sus identidades de un modo organizado y sistemático. Una iniciativa que, junto a las Abuelas de Plaza de Mayo, y gracias a ellas, continúa en su lucha inclaudicable.

Uno de los aspectos más crueles y perversos de la última dictadura cívico militar, se sabe, fue el robo y apropiación de menores, tomados como botín de guerra. Estos niños fueron separados de sus verdaderas familias y entregados a otras que en algunos casos sabían de su origen y en otros lo desconocían. Alrededor de quinientos bebés y niños, hoy adultos de entre treinta y ocho y treinta y cinco años,  fueron criados en hogares de apropiadores; se les negó su origen y su identidad inventándoles una filiación falsa, se los  extrajo del ámbito de sus familias, del origen y del universo que les pertenecía, para imponerles una realidad ajena, insertándolos en una línea generacional a la que no pertenecen.


Hasta aquí, ciento nueve de esos bebés y niños han podido recuperar su identidad y conocer su verdadera historia, gracias a la incansable labor de las Abuelas de Plaza de Mayo. Las Abuelas de los niños desaparecidos decidieron, frente a tremendo dolor, reunirse y luchar por su recuperación. “La Asociación Civil Abuelas de Plaza de Mayo somos una organización no-gubernamental que tiene como finalidad localizar y restituir a sus legítimas familias todos los niños secuestrados desaparecidos por la represión política, y crear las condiciones para que nunca más se repita tan terrible violación de los derechos de los niños, exigiendo castigo a todos los responsables”, definen en la organización.


Una de las herramientas con las que Abuelas ha contado desde el año 2000, en el marco de esta lucha, es Teatro por la identidad. Como respuesta a la triste realidad de haber perdido a sus nietos, y al hecho de que aún la mayoría permanezca desparecida, surge el trabajo de este equipo de actores, dramaturgos, directores, coreógrafos, técnicos y productores que llevan a escena la lucha de las Abuelas.


Las que concretan, son obras teatrales que abordan el tema de la identidad arrebatada y la recuperación de la verdad. La primera de estas obras se llamó A propósito de la duda con dirección de Daniel Fanego y se presentó en el Centro Cultural Rojas. Luego vinieron otras, muchas obras, que dieron voz, a través de sus personajes, a los cuatrocientos niños apropiados, que no pueden hablar, de algún modo silenciados, en su identidad falsa.


Este teatro se inscribe en el marco del teatro político, que propone “actuar para no olvidar”. Los personajes toman la voz de quiénes sufren esta tragedia llevando el mensaje de las Abuelas, un mensaje de memoria y restitución, por todo el país, e inclusive por el mundo. En el año 2004, Teatro por la identidad llegó a España, llevando las obras más allá de las fronteras del país.


La trascendencia de esta labor fue creciendo año a año. En el año 2008, se realizó el primer encuentro internacional de Teatro por la identidad en el Teatro Nacional Cervantes, festival multitudinario del que participaron decenas de elencos de distintas regiones del país y del exterior.
Las obras, además tomaron forma de libro: fueron editadas primero por Eudeba en 2001, luego en 2005 por el Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología y, en 2007, se editó el tercer libro y un CD documental relatando la historia de este equipo que lleva adelante con su arte la búsqueda de la verdad y la justicia.


Entre otros reconocidos actores, participaron de Teatro por la identidad como Alfredo Alcón, Norma Aleandro, Enrique Pinti, Pepe Soriano, China Zorilla, Natalia Oreiro, Joaquín Furriel, Julieta Díaz y Rodrigo de la Serna.
Teatro por la identidad continúa presentando sus obras, llevando su mensaje de amor y lucha inclaudicable, hasta que el último de los nietos pueda saber quién es y conocer  su verdadera historia.


Abuelas no baja los brazos, persiste en su búsqueda para que los nietos recuperen su verdadera filiación y, por fin, puedan abrazar a sus familiares, que los siguen esperando.