Entrevista a Victoria Crivelli

Diciembre 2018

Deportes

Pieza clave de La Garra, el seleccionado femenino de handball, sueña con clasificar al próximo Mundial de Japón y volver a estar presente en un Juego Olímpico.

A la selección femenina de handball le dicen La Garra. Y como viene sucediendo en los otros deportes tradicionales de equipos como el básquet, el fútbol y el vóley, también aquí las chicas vienen pisando a fuerza de coraje y talento para ir metiéndose de a poco en un pelotón de equipos que pueda empezar a codearse con las potencias. No incluimos obviamente a Las Leonas del hockey porque ya están entre las mejores. 

Y en el handball una de las grandes responsables del buen momento del seleccionado nacional es Victoria Crivelli, porteña de 28 años que empezó a practicar del deporte desde muy chica en Ferro Carril Oeste. También joven fue citada para vestir la celeste y blanca. En la actualidad, esas son justamente las dos camisetas que se sigue poniendo. 

Entre los logros de Victoria con la Selección Nacional figuran todas las mejores actuaciones a nivel continental que viene teniendo el representativo argentino. Por ejemplo, en los Juegos Suramericanos, fue campeona en Medellín 2010 y subcampeona en Santiago de Chile 2014 y Cochabamba 2018. También ganó la medalla de plata en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015 y mismo resultado en el Panamericano de Buenos Aires 2017. 

Claro que, a la hora de disputar mundiales y juegos olímpicos, el equipo femenino de handball carece aún del roce necesario para poder competir de igual a igual con las selecciones europeas. Victoria estuvo en los Juegos de Rio 2016, donde La Garra perdió sus cinco partidos y quedó última entre los 12 países que participaron. Pero claro, se trató de la primera vez que este deporte llegaba a esa competencia. 

La misma suerte corrieron Victoria y el equipo nacional en el Mundial de Alemania disputado en diciembre de 2017. Habían logrado el pasaporte junto a Brasil y Paraguay en el Campeonato Panamericano de ese mismo año, pero poco pudo hacer en un grupo donde el resto de las selecciones pertenecían al Viejo Continente. La Garra perdió contra Suecia, Noruega, Hungría, Polonia y República Checa, logrando frente a esta el resultado más ajustado: 22-28.

El próximo objetivo de Crivelli es lograr con la Argentina la clasificación al próximo Mundial de Japón 2019. Para ello, por estos días estará compitiendo en Maceió. Y el próximo año la gran cita será en los Juegos Panamericanos de Lima.

En cuanto a su vida profesional personal, Victoria tiene una formación universitaria en Publicidad y actualmente trabaja como Responsable de Relaciones Públicas de Ferro, club en el que ha pasado gran parte de su vida y para el cual sigue compitiendo en la primera división del handball femenino.