Libros recomendados: Ceguera moral de Zygmunt Bauman y Leonidas Donskis

Agosto 2015



Entretenimientos

Uno de los libros recomendados de este mes es Ceguera moral de Zygmunt Bauman y Leonidas Donskis editado por Paidos

Filósofo de la vida cotidiana, de los tejidos donde se producen sus fenómenos más novedosos y disruptivos, Zygmunt Bauman ha creado ya a esta altura una obra importante donde rastrea con penetración y sin concesiones la ruptura de los vínculos más sólidos que ataban a las sociedades previas al capitalismo del siglo XXI. Y ha contribuido mucho a su difusión el hecho de que su sociología devele todos los mecanismos que se operan en la realidad con un lenguaje sencillo y universal que permite al lector común sacudirse de los estilos abigarrados de ciertos académicos.

    Este libro, como muchos otros suyos en los que desarrolló su pensamiento acerca de las tramas cada vez más frágiles de la sociedad, pone el acento en lo que él llama la ceguera moral o la pérdida de sensibilidad en la modernidad líquida. El mal no se limita a la guerra o a las circunstancias en las que las personas actúan bajo presión extrema, afirma Bauman, sino en la continua y perdurable indiferencia con que las personas exponen ante los sufrimientos de los demás. Esa ceguera moral acecha la vida cotidiana de las personas, incentivadas por las trivialidades y banalidades del mundo moderno.

     El gesto que Bauman señala como más típico de esa insensibilidad es lo que él denomina: adiáfora: que es el acto de situar ciertas actividades o categorías de los seres humanos fuera del universo de las evaluaciones u obligaciones morales. Algo como sostener o justificar la indiferencia como un gesto natural ante un hecho que no le compete, que le es ajeno. Actitud que está estimulada por el vértigo de la vida moderna y sus códigos de apresuramiento que llevan a que, nada de lo que esté fuera de la esfera de lo placentero, merece nuestra atención o el mínimo además de detenernos y perder tiempo para analizarlo. Una mirada inquietante que vale la pena compartir para ver hasta qué punto podemos decir que estamos fuera de ese comportamiento. Si es que lo estamos.