8k: lo último en televisores

Octubre 2018

Tecnología

La industria no para. Mientras todavía no terminamos de adoptar los aparatos 4K, las principales marcas presentan aparatos con mucha más resolución.

El mercado todavía intenta convencer a los televidentes de las virtudes de la resolución 4K, esto es una imagen con alrededor de 4000 píxeles horizontales, y en este 2018 las principales marcas de la industria ya presentaron sus nuevos modelos 8K, que multiplican por dieciseis la resolución de los televisores que conocemos como FullHD. El nuevo salto tecnológico de los aparatos quedó más que evidenciado en la última edición de la Internationale Funkasstellung Berlin, más conocida por sus siglas IFA.

Esta tradicional feria alemana, realizada a fines de agosto y principios de septiembre, vio como los principales actores del mercado de televisores (Samsung, LG, Sharp, Toshiba) se despacharon con unos aparatos increíbles de entre 60 y 90 pulgadas y un nivel de detalle inimaginable. Estamos hablando de una resolución de 7680 x 4320 píxeles.

Para apreciar la calidad de imagen de los televisores 8K obviamente hay que verlos en vivo. Sin embargo, no todo es tan maravilloso. Para aprovechar todo el potencial de estas cajas (ya nada) bobas es recomendable que los contenidos sean producidos en esa tecnología. Es lo mismo que ocurre con los 4K. Y la experiencia marca que empatar producción y consumo lleva unos años.

Más allá de la resolución, las nuevas teles también van sumando funciones y tecnología en otros aspectos. Una vieja cuenta pendiente de las Smart TV es la navegación, muchas veces lenta y rústica, por lo menos al compararla con la de otros dispositivos. Si bien cada marca suele usar un sistema operativo distinto (Android TV, Tizen OS, WebOS, Firefox OS), cada nuevo modelo va mejorando la experiencia del usuario.

Las marcas también están pensando mucho en el diseño. Las pantallas ultradelgadas han permitido, por ejemplo, incorporar de una manera mucho más sutil los televisores a los distintos ambientes de una casa. El modelo The Frame de Samsung, por ejemplo, se puede colgar de la pared y, cual camaleón, ocultar su naturaleza y aparentar ser un cuadro: permanece encendido, sus bordes simulan marcos y muestra distintas obras de arte.

Un breve repaso a la evolución tecnológica de los televisores en los últimos años demuestra cuánto han mejorado, por lo menos en lo que a resolución se refiere. Hace poco más de 10 años se empezó a hablar de la TV de Alta Definición, que tenía unos 720p. Enseguida, los FullHD ofrecieron 1080p. Hacia 2011 aparecieron los 4K, también conocidos como UHD. Y ahora la industria pega este nuevo salto al 8K.