Cuidados para las notebook

Mayo 2018

Tecnología

El uso indebido de estos delicados y preciados aparatos terminan costando caro. Tips para cuidarlos.

 

La computadora, y más precisamente la notebook, ocupa hoy día un lugar muy importante en nuestras vidas. Tan central es su rol que cuando se rompe lo sufrimos más que cualquier otro electrodoméstico o aparato. ¿Qué recaudos podemos tomar entonces para no tener que vivir reparándola o para alargar su vida útil?

“En lo que respecta al hardware de una notebook la mayoría de la gente que viene necesita cambiar el teclado, el display o el chipset de video”, dice Alejandra Soto, especialista en reparaciones de MayBe Computación. Y nos deja algunos tips para cuidarla.

No tenerla siempre enchufada. Lo mejor, para alargar la vida de la batería, es utilizarla desenchufada, es decir dejar que se vaya consumiendo y una vez que esté cerca de agotarse recién ahí ponerla a cargar. “Si estás conectado a la electricidad lo que sucede es que cuando la carga está completa la batería baja un poco pero enseguida se vuelve a activar, es decir que la hacés trabajar de manera constante, agotás el sistema y lo dañás”, explica Alejandra. Claro que esto vale más que nada para cuando la máquina es nueva y la batería funciona bien. Si esta ya no dura mucho tiempo, este cuidado no vale la pena.

No usarla para ver películas. Sí, eso que hacemos todos con la notebook no es muy conveniente. ¿Por qué? “Las notebooks no trabajan con placa de video, sino con Chipset de video. Y a diferencia de una PC, donde tenés todo un amplio gabinete para refrigerar, las notebooks son finitas y concentran mucho más el calor. Y todo lo que es gráfico, como películas pero también juegos, hacen trabajar mucho el Chipset de video”, dice la especialista. Usar la notebook como tele le achica la vida útil.

No usarla con líquidos cerca. Esta premisa, también difícil de cumplir, es muy importante. Un derrame accidental de agua, café, jugo, gaseosa o cualquier otro líquido daña la máquina. Con suerte, solo afecta al teclado, que por lo general se puede cambiar (a veces no está el repuesto y no queda otra que empezar a usar uno externo). Pero si el líquido llega a la placa, la notebook se puede quemar.

No usarla en la cama. En tiempos de Netflix y demás es muy común llevarse la computadora a la cama para ver algo antes de dormir. Ya vimos por qué no conviene exigirla con películas. Pero además, tenerla en la cama es peligroso porque muchos se quedan dormidos y la máquina termina en el piso.

Apagarla, no suspenderla. La opción de “suspender” la máquina en lugar de apagarla no le da ningún beneficio a la notebook. Y muchos, para no esperar el tiempo que lleva iniciarla, la usan aun cuando van a estar un buen tiempo sin trabajar. “Cuando la suspendemos, la computadora queda como en alerta, el disco sigue trabajando y sigue consumiendo electricidad”, cuenta Alejandra.

No trasladarla encendida. Otra conducta muy habitual es llevarla de un lugar al otro de la casa cerrada pero prendida. Y de esa manera cualquier golpe ocasional le afectará más que si está apagada, porque el disco sigue girando.

Por el uso que le solemos dar a la notebook muchas veces es difícil cumplir con estas recomendaciones. Pero si queremos evitar dolores de cabeza (y de bolsillo) bien vale la pena tenerlos en cuenta.

 

Fotos: istock