De pies a cabeza, la moda también es smart

Noviembre 2017

Tecnología

Cada vez más marcas suman tecnología a sus prendas. Zapatillas, vestidos, camperas y hasta sombreros vienen con dispositivos que nos brindan información muy valiosa o que nos hacen lucir mejor. 

En nuestra vida cotidiana nos acompañan un sinnúmero de objetos y artefactos con tecnología. Están aquellos que vendrían a ser la tecnología en sí misma, como smartphones y computadoras, es decir que fueron concebidos especialmente a partir de ella para ayudarnos a realizar con mayor rapidez y comodidad tareas propias de la vida moderna. También tenemos tecnología incorporada a una larguísima lista de artefactos, como electrodomésticos o todo tipo de vehículos, que los vuelven más eficientes y productivos. En ambos casos, por dimensiones, formas y materiales, “meter” la tecnología en esos productos no representa un desafío mayúsculo. No sucede lo mismo con la ropa. Aunque la indumentaria tecnológica todavía no está tan extendida, la moda tampoco ha resistido la tentación de innovar. A continuación, de pies a cabeza, un muestrario de prendas inteligentes.

 

Calzado

Empezando por abajo y por las damas, la marca lituana iShuu Tech vende unos elegantes stilettos de cuero llamados Volvorri que pueden cambiar de color. A través de una aplicación en el teléfono reciben la orden de variar su matiz, permitiendo al usuario disponer de varios modelos en un solo par. La firma Zhor Tech, por su parte, tiene una línea de calzado femenino en la que la altura del taco es regulable.

En cuanto a las zapatillas deportivas, la competencia es mayor. La firma china Xiami lanzó este año el modelo 90 Minutes Ultra Smart, que es capaz de contabilizar pasos, calorías, velocidad y distancia. Las Digitsole SmartShoe van un poco más allá y realizan un análisis completo de la pisada, detectando fuerza del impacto, postura, tamaño de los pasos y otros datos más. Además, se ajustan automáticamente e incluyen un sistema de calefacción.

Con un espíritu más lúdico, la compañía Vixole promociona unas zapatillas con una pantalla LED en el talón para reproducir frases, imágenes o videos.

 

Medias

La ropa inteligente también puede servir para mejorar la salud. Las medias de la empresa Siren Care, por ejemplo, son capaces de controlar el nivel de diabetes. ¿Cómo? A través de sensores que detecta la inflamación de los pies, la pérdida de sensibilidad y hasta posibles heridas. La marca deportiva Lurbel, por su parte, ideó unos calcetines que ayudan a regenerar las heridas y promueven la coagulación.

 

Pantalones

Con el mismo concepto de las zapatillas deportivas inteligentes, la marca Lumo creó unos pantalones que registran todo tipo de métricas para el corredor. Con un sensor en la cintura cuentan los pasos por minuto, la oscilación vertical, el tiempo de contacto con el suelo de cada pie y la rotación de la pelvis, entre otros datos.

En materia de salud, investigadores del Instituto Wyss de la Universidad de Harvard crearon un exoesqueleto flexible para asistir al movimiento de los músculos en pacientes con problemas físicos. Se trata de una especie de calza de corredor que reemplaza a las estructuras robóticas que tienen el mismo objetivo.

Remeras

Desarrollada por un joven estadounidense experto en nanotecnología, Silic es una ingeniosa camiseta que no se mancha, porque repele tanto el agua como otros líquidos. ¿Cómo? Está fabricada con millones de partículas de sílice que se unen a las fibras de la ropa a un nivel microscópico, impidiendo que cualquier líquido penetre la tela.
 

Camperas

Algunas de las prendas inteligentes fueron anticipadas por la ficción. O quizá el proceso haya sido inverso: imaginadas por el cine, algunos fabricantes se dedicaron a desarrollarlas. Es el caso de la Self-Drying Jacket de la empresa Falyon Wearable, similar a la que usaba el personaje de Marty McFly en Volver al Futuro II. ¿Qué hace? Se seca sola cuando se moja. El sistema, que se activa con un botón y hace que la chaqueta se infle, consiste en canales internos que dejan fluir el aire impulsado por un par de amplificadores. Pero eso no es todo: la prenda también puede refrescar a su dueño en días calurosos.

La marca Levi´s, por su parte, empezó a vender en octubre una campera de jean inteligente en colaboración con Google. Pensada para ciclistas, posee en la tela de la manga comandos que permiten realizar tareas digitales como reproducir o pausar una canción, obtener direcciones o leer mensajes.

Vestidos

La moda femenina es la que más creatividad aporta en esto de incluir tecnología en prendas de vestir. Butterfly Dress, por ejemplo, es un vestido adornado con mariposas vinculadas a un sistema de sensores de proximidad que les permiten volar cuando alguien se acerca a ellas o cuando se lo ordena desde un dispositivo móvil.

 

Sombreros

La línea Smart Summer de la empresa Vodafone incluye sombreros que monitoriza la exposición al sol y alertan a través de una aplicación en el teléfono cuando ya sería momento de ponerse a resguardo. También tiene modelos infantiles que avisan si el niño se ha alejado demasiado.

 

Hasta aquí una breve lista de algunas prendas inteligentes, también conocidas como wearables, es decir tecnología o dispositivos “vestibles”. Pero además de ropa, esta tendencia en el mundo de la moda alcanza también a accesorios como pulseras, relojes, lentes o valijas, productos que incluso hoy han alcanzado una mayor popularidad que la ropa propiamente dicha. Vestirse también está empezando a ser smart