Facebook Live: la vida en vivo

Noviembre 2016

Tecnología

Distintos sistemas y aplicaciones le permiten al usuario transmitir en vivo. Ahora con Facebook Live se puede llegar a grandes audiencias.

La instantaneidad de la instantaneidad: algo de eso es lo que trae Facebook Live, el más reciente chiche de la red social de Mark Zuckerberg que hace apenas unos meses se habilitó para el mundo entero con la idea de meterse de lleno en la transmisión de video en vivo, un terreno que el año pasado había dominado Periscope. Se daba así inicio a un nuevo capítulo de la plataforma que ya supera los 1.700 millones de usuarios –casi la cuarta parte del mundo-  cuya meta pareciera ser la de reforzar aún más el interés por lo inmediato. “Broadcast yourself” animaba Facebook a sus usuarios, lo que en español significaría algo así como “transmítete a ti mismo”.

Unas semanas atrás la firma lanzó una importante campaña publicitaria en la que a través de una serie de spots de 15 segundos personajes reales hacen uso de la aplicación, mostrándose a sus contactos de un modo de lo más natural y espontáneo. La acción –que se pudo ver en las tandas de Estados Unidos y Gran Bretaña- se estará complementando en estos días con una segunda etapa de anuncios que incluirán tutoriales para crear contenidos.
Pero, ¿por qué Facebook tuvo que salir a hacer semejante campaña?, salieron pronto a preguntarse blogueros y periodistas especializados, según algunos de los cuales la función Live no despegó de acuerdo a lo esperado. “Facebook Live se ha vuelto popular entre los medios de comunicación que la han usado para realizar transmisiones de hechos noticiosos en vivo, como pasó en los debates entre los candidatos a la presidencia de Estados Unidos Hillary Clinton y Donald Trump. Pero probablemente no ha tenido tanta aceptación por los usuarios ‘normales’”, explicaba Iván Nava desde la web mexicana Merca2.0.

Si bien la firma no ha brindado datos acerca del uso de Live, todo hace pensar que el objetivo de la compañía no pasa tanto por lograr desde el vamos un éxito explosivo, sino más bien por hacer pie en un territorio que promete para el futuro ser una pieza fundamental. “El formato audiovisual se ha convertido en uno de los más populares en la red social”, señaló a los medios Luis Olivalves, director de Media Partnerships de Facebook para América Latina. "Descubrimos que el video en vivo conlleva a que la gente permanezca hasta tres veces más tiempo mirando el contenido. Genera un enorme volumen de interacciones y apela de manera especial a los jóvenes", añadió.
¿Qué cambia con todo esto? Guadalupe López y Clara Ciuffoli, que analizaron la red social en el libro Facebook es el mensaje, observaron que las formas de participar y comunicar en Internet están cambiando, lo cual transforma el salto cuantitativo que implica la masividad en la red en un salto cualitativo. “Los usuarios están siendo entrenados en el desarrollo de nuevas habilidades digitales y niveles más complejos de participación”, advierten. Y califican a la plataforma como un “mutante digital” que nació como una red social exclusiva y fue variando hacia un espacio convergente que reúne contenidos diversos en diferentes formatos. “Pero la metáfora de la mutación aplica además a Facebook por el hecho de que las prácticas que se han desarrollado en su seno están modificando la cultura digital contemporánea”, apunta la investigación.

También en la Argentina el uso de la función Live se vio más enfocado a personajes conocidos, como la entrevista que Mirtha Legrand brindó respondiendo preguntas de sus seguidores o el uso que de la herramienta hace la periodista Cynthia García, quien tras quedarse sin pantalla en el ciclo 678 armó de la nada una plataforma multired con la que intenta “saltar el cerco mediático”. Más allá de lo que para la compañía puede o no convertirse en un negocio millonario, del lado de los usuarios este pareciera ser uno de los costados más interesantes de las redes sociales en general y de Facebook Live en particular: la oportunidad de difundir imágenes, acciones, hechos e ideas con menos obstáculos que los que presentan los medios tradicionales, algo que en última instancia también hace a la democracia.