Caviahue y Copahue

Noviembre 2017

Turismo

Terminada la temporada de esquí, el verano abre la puerta a los otros grandes atractivos de esta parte de Neuquén: el famoso complejo termal y los maravillosos paisajes. 

Esquí en invierno, termas en verano. Con esta simpleza podrían definirse las virtudes turísticas de la zona que situada al noroeste de la provincia de Neuquén se conoce como Caviahue-Copahue. Claro que más allá de las actividades más convocantes, la belleza natural del lugar puede disfrutarse todo el año.

Lo primero que hay que saber es que Caviahue es un pueblo que según el Censo de 2010 tiene apenas 600 habitantes y que en Copahue están las famosas termas, pero que este último hoy funciona como un centro turístico que solo está abierto durante el verano. Sin embargo, el desarrollo de la región empezó en Copahue. Tierra pehuenche, los criollos recién pudieron acceder al lugar hacia 1870, cuando el Dr. Pedro Ortiz Vélez obtuvo el permiso del cacique Cheuquel para llevar a sus enfermos y aprovechar las propiedades de las aguas termales. Tendrían que pasar unos 60 años para que Copahue viera nacer los primeros alojamientos y 100 para que se construyera el complejo de balneoterapia.

El pueblo de Caviahue es mucho más nuevo: fue fundado por decreto provincial el 8 de abril de 1986, a la vez que se determinó frenar la expansión de Copahue, que ya no debería crecer más allá de su perímetro urbano. La decisión de crear una villa antes de las termas tuvo el objetivo de generar un paso previo y obligatorio más accesible con todos los servicios y la infraestructura necesaria para el movimiento turístico de la zona. Caviahue está emplazada a menor altura que Copahue, localidad que en invierno se cubre con varios metros de nieve y por eso solo está abierta entre diciembre y abril.

Hechas estas aclaraciones históricas y geográficas, hay que destacar que Copahue está considerado como uno de los tres centros hidrotermales más importantes del mundo. El gran “responsable” de la calidad de estas aguas es el volcán Copahue, el más cercano a una población de los que están activos en nuestro país. Este gigante tiene una alta acidez, su temperatura promedia los 50º C y tiene constantes emisiones de vapores ácidos. En la ladera este tiene dos vertientes que más abajo forman el río Agrio, el cual a su vez alimenta el lago Caviahue, haciendo de este uno de los 9 lagos ácidos que existen en el mundo. El turista, sin embargo, no debe intimidarse ante este cuadro: el volcán está monitoreado y ante la posibilidad de una erupción existen planes de evacuación.

Además del complejo termal, Copahue tiene en verano otros atractivos naturales imperdibles, como el Salto del Agrio (una caída de 45 metros enmarcada en un amplio cañón), la excursión al propio volcán para observar su cráter, la Laguna Escondida, las otras cascadas del Río Agrio, Las Máquinas (una hoyada termal con fumarolas, respiraderos y lagunas de agua caliente), la Laguna Hualcupen y la Cascada Escondida. Y en invierno, obviamente, funciona el centro de esquí Caviahue. Ubicado al pie del volcán, sus 22 pistas permiten esquiar entre bosques de coníferas y pehuenes y, tras la agotadora jornada, relajarse con un baño termal.

 

Cómo llegar
La localidad de Caviahue – Copahue se encuentra ubicada al noroeste de la provincia de Neuquén, a 363 kilómetros de la capital de provincia y a 1550 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires. A Neuquén se puede llegar por vía aérea y desde ahí a Caviahue en ómnibus desde la Terminal. En auto a Neuquén se accede por la Ruta Provincial 7 desde el norte y por la Ruta Nacional 22 desde el este o el oeste. A Caviahue se llega por la Ruta Nacional 22, y las Rutas Provinciales 21 y 26.