El Rodeo y Las Juntas en Catamarca

Septiembre 2018

Turismo

A escasos kilómetros de la capital catamarqueña, estas villas turísticas sorprenden por un intenso verde y un clima bastante benévolo aún en los meses de verano.

Quienes cuando escuchan el nombre de Catamarca piensan enseguida en la aridez es porque no la han recorrido lo suficiente. A menos de 50 kilómetros de la capital San Fernando del Valle de Catamarca sobresalen dos ciudades llenas de verde y con un microclima de temperaturas frescas que hacen de ellas un gran destino turístico, incluso en verano. Se trata de El Rodeo y Las Juntas, que se encuentran a los pies del Cerro El Manchao, parte de la más extensa Sierra de Ambato, de unos 4 mil metros de altura.

El Rodeo se encuentra a solo 38 kilómetros de la capital y es una villa veraniega en la que se puede comprobar esto de que Catamarca es también un gran destino para los meses más cálidos del año por sus frescas noches. Fundada en 1614 por los españoles, esta localidad recibió el nombre de Pueblo de Niebla o Niquixao, en quechua. A 1275 metros de altura, El Rodeo seduce por estar sobre un terreno bastante ondulado y por los cursos de agua que la atraviesan. Como cuidando a la villa, se puede divisar al imponente cerro El Manchao, desde el cual descienden caudalosos arroyos. Pesca, cabalgatas, circuitos de montaña, avistaje de cóndores y el Cristo que está sobre en la cumbre del Cerro Huayco son solo algunas de las actividades y paseos que se pueden realizar en este calmo pero sumamente atractivo paraje.

Un poco más al norte de El Rodeo, a 13 kilómetros, está la otra villa turística de la zona, conocida como Las Juntas. Ubicada en un valle sobre el faldeo oriental de la Sierra de Ambato, esta localidad está a 1527 metros sobre el nivel del mar. Aquí también los ríos son grandes protagonistas. Uno de ellos, llamado como la localidad Las Juntas, recorre todo el largo del pueblo. Las Salvias, por su parte, baja desde el oeste y se junta con el anterior. Y Las Trancas pasa por el norte de la villa. Los tres se juntan y desembocan en el río del Valle. Un paseo imperdible en Las Juntas es la travesía hasta La Silleta, que se encuentra a 2300 metros de altura y a la que se llega por un encantador sendero. También se puede hacer el circuito de Piedras Blancas y refrescarse en el “pozo de los curas”, un balneario natural con cascada incluida.

Cómo llegar
Para visitar estas villas primero se debe llegar a San Fernando del Valle de Catamarca, que dispone del aeropuerto Felipe Varela a pocos kilómetros de la capital. Por vía terrestre se accede por las rutas nacionales 9 y 60 y por la provincial 33. Desde allí, tanto a El Rodeo como a Las Juntas se llega por la ruta provincial 4.