La Cumbre, provincia de Córdoba

Agosto 2018

Turismo

Cerca de la capital cordobesa y ya adentrándose en las sierras, este pueblo sorprende por su belleza y la particular impronta que le confirieron los inmigrantes, principalmente los británicos.

 

Las sierras cordobesas tienen ese “no sé qué”. Y entre esa infinidad de parajes, arroyos, pueblos y montañas, hay una localidad que suele destacarse por su extraordinaria belleza y su singular historia. Es La Cumbre, una ciudad de casi 8 mil habitantes según el último censo y que queda a solo 80 kilómetros de Córdoba Capital.

La Cumbre debe su nombre a la estación del ferrocarril, que alcanzaba allí su punto más alto del ramal, a 1141 metros sobre el nivel del mar. Hacia 1900 se sustituyó su antigua denominación de San Gerónimo por la que hoy se la conoce.

Lo de San Gerónimo se vincula directamente con el origen de este lugar: en 1633 el Capitán Gerónimo de Quevedo adquirió parte de estas tierras (que habían sido entregadas en 1585 a los cinco hijos del Capitán Bartolomé Jaimes) y las denominó "San Gerónimo", nombre que conservaron por más de tres siglos los sucesivos propietarios de la estancia. Anteriormente, la zona era referida como San Francisco del Valle de la Punilla.

Hacia fines del siglo XIX, la llegada del ferrocarril, la instalación de un destacamento policial, de la Escuela Rural de Varones y Mujeres y de la Capilla de San Roque llevó a ese caserío disperso a ir configurándose como una comunidad. La colectividad británica primero, y la italiana y española un poco más tarde, terminaron de definir un perfil de pueblo bastante particular que se puede advertir aún hoy.

La Cumbre se encuentra al pie de las Sierras Chicas y, además de su casco urbano, está conformada por los parajes aledaños de Cuchi Corral, Río Pintos, El Rosario y Tiu Mayú. Los dos primeros son sin duda uno de los lugares más buscados por los turistas, ya que además de apreciar el paisaje allí es posible practicar vuelos en ala delta y parapente.

La influencia británica se puede ver sobre todo en la zona denominada Cruz Chica. Allí destacan construcciones de hace casi un siglo con el inconfundible estilo arquitectónico inglés.

El Dique San Jerónimo, el balneario municipal El Chorrito y el Centro de Reeducación del Mono Carayá se agregan al listado de paseos imprescindibles para quienes visitan La Cumbre. Todo con una muy buena infraestructura y una variada gastronomía.

 

Cómo llegar

En avión se puede arribar al Aeropuerto de Pajas Blancas en la ciudad de Córdoba y desde allí tomar el ómnibus interurbano, un minibús o cualquier otro medio privado. La principal vía de acceso terrestre es la Ruta 38.

Notas relacionadas