Saltos del Moconá: Misiones

Agosto 2017

Turismo

Las “otras” cataratas de Misiones también ofrecen un espectáculo único: como corren paralelas al río Uruguay es como si este se tragara a sí mismo.

La belleza de Misiones no se agota en las famosas Cataratas del Iguazú. Hacia el este, en la región centro y en el límite del Río Uruguay con Brasil está lo que se considera el segundo atractivo de la provincia, los más que singulares Saltos del Moconá.

A diferencia de la mayoría de las cataratas del mundo, incluidas las de Iguazú, las de Moconá (que en guaraní significa “que todo lo traga”) son paralelas al curso del río y no transversales. Esto se debe a una gran falla geológica del mismo río que forma una especie de cañón, por lo que cuando el nivel está bajo, las aguas caen sobre sí mismas. Esta particularidad hace que la altura de los saltos no sea siempre la misma y que por eso a veces no puedan visitarse. Pero cuando sí es posible es de verdad un espectáculo increíble, ya que son tres kilómetros en los que el agua cae desde unos diez metros de altura.

Los saltos se encuentran dentro del Parque Provincial Moconá, creado en 1991, y este a su vez de la Reserva de la Biosfera Yabotí, en el municipio misionero de San Pedro. El gran atractivo para el visitante del predio es el paseo náutico por las cataratas. Para ello, primero hay un recorrido de 1200 metros hasta el embarcadero, desde donde salen los botes hacia la gran aventura. Sin embargo, también es posible recorrer senderos especialmente pensados para adentrarse en la naturaleza y divisar las variadas especies de flora y fauna que lo habitan, entre ellas el yaguareté. Especie protegida por estar considerada como “casi amenazada”, se trata del mayor félido de América y el tercero del mundo después del tigre y el león.

El parque, además de sus bellezas naturales, cuenta con una completísima infraestructura y todos los servicios que el turista necesita. Destaca el Yabotí Restó, un lugar para disfrutar de un verdadero desayuno misionero: reviro (una masa para comerse con azúcar o salada con huevos fritos), mbeyu (un panqueque o tortilla preparado con almidón, harina de maíz, huevo, grasa de cerdo, sal, queso fresco y leche) y chipá, todo acompañado con un mate o un café y la mejor vista para contemplar la naturaleza. Además, hay un centro de atención al cliente, maxikiosco, venta y exposición de artesanías guaraníes, servicio de guardaparque, sanitarios y atención médica de emergencia.

En cuanto al alojamiento, la oferta es realmente variada. En los últimos años se instalaron cerca de los saltos lodges ocultos en la selva y distintas posadas y cabañas. También hay opciones sobre la ruta que une al Parque con la localidad El Soberbio, la pequeña ciudad que a 80 kilómetros sirve como puerta de acceso y que también tiene hoteles.

Cómo llegar

A los saltos del Moconá se puede acceder principalmente desde Posadas y desde Iguazú. La capital misionera está a 337 kilómetros y debe tomarse la ruta 12 en dirección norte hasta llegar a Jardín América. A partir de allí, por Ruta provincial 17 hasta Aristóbulo del Valle. Luego, por ruta 14 en dirección a San Vicente en donde se toma la ruta 212 hacia la derecha hasta llegar a El Soberbio. Desde Iguazú, se debe tomar ruta 12 hacia El Dorado, luego tomar dirección este hacia Pozo Azul en donde empalma con ruta 14. Una vez en ruta 14 en dirección sur hacia San Vicente pasando por San Pedro. En san Vicente tomar ruta 212 hacia El Soberbio.

Notas relacionadas