Del Potro volvió con todo y va por más

Enero 2017

Deportes

Después de tres operaciones en la muñeca izquierda, ganó la medalla de plata en Río 2016, un título ATP y la ansiada Copa Davis. En 2017 buscará volver al top ten.

 

La imagen que mejor representa el panorama del tenis actual, luego del regreso triunfal de Juan Martín del Potro a las canchas tras los sucesivos problemas en su muñeca, no proviene del mundo de las raquetas sino que es más bien automovilística. La Torre de Tandil es como ese piloto rezagado por una circunstancia azarosa que viene desde atrás pisando fuerte y recuperando posiciones. Los líderes de la carrera, aún a una buena distancia, empiezan a mostrar signos de preocupación: el argentino parece tener mejor auto y unas ganas tremendas de comerse el mundo.

Los problemas de Del Potro con su muñeca izquierda empezaron a afectar su participación en el circuito ATP en 2014. Luego de finalizar 2013 en el quinto lugar del ranking (y llegar al cuarto apenas comenzado el nuevo año), Juan Martín dejó de jugar en febrero tras retirarse de su primer partido en el torneo de Dubái frente al indio Somdev Devvarman. Desde entonces y hasta la fecha debió someterse a tres cirugías en la mano. Intentó un regreso a comienzos de 2015, cuando en enero jugó en Sydney. Ganó dos partidos y perdió en cuartos de final, pero a los pocos días enfrentó una nueva operación. Probó a las pocas semanas en el Masters 1000 de Miami, donde cayó en primera ronda. Entonces paró nuevamente y en junio de ese año entró al quirófano por tercera vez para tratar la misma afección. Poco menos de un año después de su último partido, regresó definitivamente.

El año increíble
La inactividad en el tenis se paga caro. Juan Martín estuvo prácticamente dos años fuera del circuito, lo que lo llevó a caer hasta el puesto número 1045 de la clasificación el 8 de febrero de 2016, justo una semana antes de iniciar su retorno en Delray Beach. Tres victorias para caer finalmente en semifinales presagiaron de alguna manera lo que sería la talla de su regreso, coronado con la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Río y con la obtención de la primera Copa Davis para la Argentina.

Repasemos entonces lo hecho por Juan Martín en 2016. En total jugó 44 partidos y salió victorioso en 32. En lo que respecta al circuito, jugó 12 torneos. Aunque un poco irregular en una primera mitad del año donde alcanzó dos semifinales, demostró que estaba vivo en Wimbledon, cuando derrotó por primera vez a un top ten: en la segunda ronda eliminó al suizo Stan Wawrinka, número 5 del mundo. La alegría no le duró mucho porque cayó en la siguiente instancia. Sin embargo, ya estaba claro que Delpo estaba de vuelta. Y lo ratificó casi dos meses después en Brasil: triunfó sobre el número 1 del mundo Novak Djokovic en primera ronda, éxitos ante Joao Sousa, Taro Daniel y Roberto Agut para meterse en semifinales de los Juegos, donde dio cuenta de Rafael Nadal, ranking 5 en ese momento. Y cuando se palpitaba la gloria máxima, Andy Murray lo frenó en la final. Fue sin dudas una de las medallas de plata más saboreadas de la historia argentina en la competencia olímpica. En el US Open lo paró Wawrinka en cuartos. Y lo que vino después fue sencillamente espectacular: revancha con Murray en la mismísima Glasgow para ayudar a la Argentina a meterse en la final de la Davis, título en el ATP de Estocolmo y triunfos sobre los croatas Ivo Karlovic y Marin Cilic (6 del ranking) para darle al país la primera ensaladera de plata. Tan grande fue lo que hizo Juan Martín en 2016 que sus colegas del ATP no dudaron en darle el premio al “regreso del año”.

En cuanto al ranking, el 22 de febrero, tras Delray Beach, ya estaba 420. El 12 de septiembre reapareció entre los primeros 100 con un puesto 64. Y el 31 de octubre alcanzó la posición 38 que ostenta actualmente y con la que empezará 2017.

Los números deportivos del tandilense son más que elocuentes. Pero también lo son aquellos que miden el interés de los internautas. Según el informe de Google sobre las búsquedas en su plataforma, Juan Martín aparece quinto y primero entre los deportistas en Argentina y en 2016.

Va por todo
El alejamiento de las canchas de Juan Martín por los dolores en su muñeca izquierda no fue el primero de su carrera. En realidad, las lesiones suelen acompañar a los tenistas durante toda su trayectoria. El tandilense no solo no es la excepción sino que en su caso han sido bastante frecuentes desde su debut. La crisis más similar a esta última la sufrió en 2010, cuando los dolores en la otra muñeca, la derecha, también lo llevaron a una intervención. Nueve meses sin jugar lo depositaron en el puesto 484 del ranking, luego de permanecer por dos años en el top ten.

Aquella vez volver a la elite de los diez primeros le llevó poco más de un año. Lo logró el 30 de enero de 2012. Los meses siguientes bajó un par de posiciones hasta que en mayo quedó noveno y desde entonces no abandonó el top ten hasta la nueva lesión, en agosto de 2014.

Después del alentador 2016, en 2017 Juan Martín intentará volver al top ten. Por lo pronto, se sabe que priorizará una buena pretemporada y que por eso decidió ausentarse de Auckland y del Abierto de Australia, las que a priori eran sus primeras citas en el circuito. Así quedó estipulado en un comunicado de su jefe de prensa. La idea es “hacer una preparación extensa con acento en lo físico”, algo que por la lesión no pudo realizar las temporadas anteriores. La vuelta, entonces, seguramente será en febrero. Y elegido también como el mejor jugador de la Copa Davis 2016, habrá que ver cuáles son sus planes cuando la Argentina tenga que salir a defender el título conquistado.