Entrevista a Francisco Ferraro

Noviembre 2017

Deportes

Reconocido por su capacidad de trabajo y su humildad, el DT que sacó campeón al Sub 20 en el Mundial de la categoría de 2005 todavía se siente dolido por el destrato de la AFA a su proyecto para los juveniles.

Francisco Pancho Ferraro es de esos tipos que enamoran por su seriedad, su perfil bajo y su honestidad. Pero también por los resultados: bajo su dirección técnica la Argentina ganó el Mundial Sub 20 de 2005 disputado en Holanda, ese que tuvo a Lionel Messi como máxima figura y goleador del certamen. Pero se sabe que en el fútbol, muchas veces, esos no son los valores más tenidos en cuenta. Por eso, a un año de la confusa elección por parte de la AFA del equipo de trabajo que hoy conduce a los seleccionados juveniles, todavía se lo ve dolido por la forma en que se dio todo.

A los 72 años, Ferraro asume que ya no será más director técnico. Su última experiencia como tal fue en Gimnasia de Jujuy en la temporada 2010/11 de la B Nacional, cuando terminó quinto en un durísimo certamen que ganó Atlético Rafaela. Desde entonces, supo que ya no volvería a sentarse en el banco de suplentes. Pero eso no significaba que se alejaba del fútbol. Cuando la AFA convocó a que distintos entrenadores presentaran proyectos para hacerse cargo de los seleccionados juveniles, no lo dudó. Armó un grupo de trabajo que incluía a Gabriel Batistuta como Director Deportivo, a él como Coordinador General, a Patricio Hernández como Técnico del Sub 20, a su hijo Ariel Ferraro como Preparador Físico, a Luis Marabotto en el Sub 17, a Sebastián Pena en el Sub 15, entre otros. Y presentó su carpeta. De las 44 propuestas preliminares se preseleccionaron cuatro: la suya, la de Roberto Ayala, la de Adrián Domenech y la de Miguel Ángel Micó. Y entonces vino el papelón: la Comisión Regularizadora de la AFA (todavía no había presidente) eligió a Micó, pero ofreciéndole la dirección del Sub 20 a él. Por respeto a su proyecto y a su gente, declinó la oferta. “Claramente no entendieron mi proyecto, no leyeron la carpeta. Mi idea era ser coordinador, no director técnico. Yo hace cinco años que no dirijo y no quiero dirigir más. Además, si yo aceptaba, ¿adónde iban las otras personas que estaban conmigo?", declaró por aquel entonces.

Experiencia en el rubro no le faltaba. Cuando le tocó dirigir al Sub 20 en el Mundial de Holanda, el fútbol argentino todavía estaba bajo el influjo de José Pekerman, quien aunque ya dirigía a la Mayor nunca perdía la mirada en esos seleccionados juveniles que tan bien había sabido conducir. Y se  notó en un certamen en el que tras la derrota inicial por 1 a 0 con Estados Unidos se ganó todo: Egipto (2-0), Alemania (1-0), Colombia (2-1), España (3-1), Brasil (2-1 en la semifinal) y Nigeria (2-1 en la final). Messi, con 6 tantos, fue la gran figura y goleador de un plantel que también contaba con otros futbolistas que tuvieron un largo recorrido por el Seleccionado Nacional, como Sergio Agüero, Lucas Biglia, Fernando Gago, Ezequiel Garay y Pablo Zabaleta.

Antes de todo esto, Pancho fue futbolista en Chacarita, Nueva Chicago, All Boys, Altos Hornos Zapla y Atlético Tucumán. Y como entrenador dirigió a Altos Hornos Zapla, Deportivo Español Gimnasia de Jujuy (tres períodos, en el primero logró ascender a Primera División), Colón (con un memorable subcampeonato en el Clausura 1997), Huracán, Estudiantes, Valladolid de España y Nueva Chicago. Y tras dirigir al Sub 20 lo hizo en Belgrano, San Martín de Tucumán y el mencionado retiro en el lobo jujeño.

Pasado el disgusto con la AFA, el presente de Ferraro es el Deportivo Español, otra institución muy cara a sus afectos, ya que se trata del club que le dio la posibilidad de dirigir por primera vez en la máxima categoría del fútbol argentino allá por 1993. Con la misma humildad de siempre, Pancho supervisa las divisiones inferiores de un club que supo codearse con los grandes pero que desde hace tiempo atraviesa una situación complicada. Y él, como siempre, está ahí para “dar una mano”.