Entrevista a la maratonista Marita Peralta

Febrero 2018

Deportes

Atleta ejemplar del deporte nacional: fue dos veces olímpica en el Maratón siendo madre de dos niñas y en la tercera década de su vida.

 

Quienes no conocen a María Peralta seguramente se sorprendan al ver que la única mujer maratonista que representó a la Argentina en los dos últimos juegos olímpicos (en Londres 2012 sola y en Rio 2016 junto a otras dos compatriotas) lo hizo pasados los 30 años y, como si le faltaran méritos, siendo madre de dos niñas. Y es que esta marplatense nacida el 30 de noviembre de 1977 dedicó gran parte de su carrera a distancias menores hasta que un día sintió la fortaleza psicológica para competir en 21 y 42 kilómetros.

Sobre esa primera etapa de su carrera como deportista, Peralta ha brillado desde muy joven en las pruebas de 800 metros (fue campeona nacional en 1998, 1999, 2000 y 2006), 1500 metros (campeona en 1998, 1999, 2000, 2004 y 2006), posta 4x400 (campeona en 2000 y 2006), Cross Corto (la mejor en 2001, 2003 y 2005) y en los 3000 metros con obstáculos (obtuvo la mejor marca en 2003 y 2005).

Pero el quiebre en su trayectoria llegó hacia 2009, cuando empezó a incursionar con éxito en el Medio Maratón. En esta disciplina fue campeona argentina en 2009 y 2013, pero su mejor marca la obtendría en Cardiff el 26 de marzo de 2016, cuando clavó 1:15:21.

Envalentonada por sus registros en los 21 kilómetros también empezó a competir en Maratón. Las 2:37:57 que registró en Rotterdam el 12 de abril de 2012 es hasta hoy su mejor marca personal. Unos pocos meses después hizo 2:40:50 en Londres, quedando en la 82° posición entre 119 atletas. Cuatro años más tarde, en Río 2016, ya no estaba sola. Acompañada por Rosa Godoy y Viviana Chávez, fueron tres las argentinas que participaron de esa disciplina. En una competencia durísima, con muchas atletas que desertaron por deshidratación y golpes de calor (la carrera empezó a las 9.30 y terminó cerca del mediodía), Peralta abandonó en el kilómetro 20. Tras la carrera reconoció que venía arrastrando una tendinitis en el tobillo desde la etapa de preparación, pero que no lo había hecho público porque “quería intentar y largar mi maratón”.

Tras aquella experiencia frustrante, Marita (como la llaman sus afectos) se recuperó y con 40 años hoy sigue corriendo. Sus hijas, ya más grandes (Maia tiene 9 y Ainhoa 7), la siguen acompañando en lo que más ama hacer. Hace tres meses se dio el gusto de ganar la Maratón Internacional de Mar del Plata, su ciudad natal. Hizo un tiempo de 2:54:33 en una jornada muy ventosa. Entre su gente festejó con lágrimas en los ojos. No era para menos: a los 40 años el deporte le sigue dando alegrías.