Entrevista a Magui Aicega

Diciembre 2016



Deportes

Figura indiscutible de los más grandes éxitos de Las Leonas, hoy sigue compitiendo en el club de sus amores y cría a sus tres hijos.

 

 

Si a alguien le piden que rápidamente enumere nombres de la generación de Las Leonas que llevaron al hockey femenino sobre césped a lo más alto que se podía imaginar, seguramente empezaría con el de Luciana Aymar (la mejor jugadora de todos los tiempos), pero enseguida seguiría con Magui Aicega. Y no es para menos, porque bajo su capitanía y su destreza como defensora la Argentina ganó la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Sydney 2000 y las de bronce en Atenas 2004 y Pekín 2008.

Pero además, María Magdalena Aicega (tal su nombre completo) supo desarrollar la veta periodística en los últimos tiempos con distintas participaciones en la cadena deportiva ESPN, especialmente en la radio, aunque también ha comentado hockey para la televisión. De profesión nutricionista (hoy no ejerce), está casada con Mariano Lorenzetti, funcionario del Municipio de Tigre. Tienen tres hijos: Rocco (7), Indiana (5) y Lucca (1).

Magui nació en Buenos Aires hace 43 años y ya desde muy chica empezó a practicar el deporte que la consagraría. A los 7 años sus padres la llevaron al Club Belgrano Athletic, el mismo en el que aún hoy compite, porque quedaba muy cerca de su casa y era un buen lugar para la iniciación deportiva. El amor con el hockey fue instantáneo: nunca más lo abandonó.

Su primera experiencia con la celeste y blanca fue en el Campeonato Mundial Júnior que se disputó en Barcelona en 1993, donde la Argentina obtuvo el título y presagió lo que pasaría unos años después. La lógica, que no siempre se cumple en el deporte, indica que una buena camada de juveniles luego le dará alegrías al seleccionado mayor. Y eso fue lo que sucedió en el hockey. Al año siguiente, ya con las mayores, logró el subcampeonato mundial en Dublin. Y a partir de ahí se sucederían los títulos y las grandes actuaciones en los certámenes más importantes: las tres medallas ya mencionadas en Juegos Olímpicos, cuatro oros en Juegos Panamericanos, dos Champions Trophy (Holanda 2001 y Alemania 2008)y un Mundial (Perth 2002), solo por nombrar los más destacados.

Luego de alcanzar la gloria con Las Leonas y cuando parecía que su historia en el deporte empezaba a extinguirse, Magui dio otra sorpresa, pero esta vez a nivel de clubes. Hace poco más de un año, dos semanas después  de haber tenido a su tercer hijo, volvió a entrenarse en el club de toda su vida para ayudarlo a salvarse del descenso. Y lo logró. Hoy, mientras entrena a las inferiores del tradicional club, sigue jugando en la Primera y sueña con salir campeona. Aunque el equipo quedó un poco lejos de la punta, Aicega contribuyó con 7 tantos en la temporada.

Magdalena Aicega se ganó sin dudas un lugar entre las deportistas más notables que ha dado la Argentina. Y por su calidez es también una de las más queridas.