Entrevista a Mariana de Almeida

Junio 2018

Deportes

Jueza FIFA con experiencia en dos mundiales y los Juegos Olímpicos de Río, esta temporada fue una de las varias chicas que debutaron como juezas asistentes en la Superliga.

 

Muy lejos parece estar aún el fútbol argentino de tener a una mujer como jueza principal de un partido de Primera División como Alemania. Allí el 10 de septiembre de 2017 Bibiana Steinhaus debutó en el partido Hertha-Werder Bremen de la Bundesliga. Con la liga alemana de esta temporada ya terminada, fueron 8 los encuentros dirigidos por esta hija de un ex árbitro y casada con el referí inglés ya retirado Howard Webb. Sin embargo, en la Superliga que acaba de culminar hubo por primera vez dos chicas que fueron sorteadas como asistentes: Gisela Trucco y Mariana de Almeida.

De Almeida debutó el 6 de noviembre del año pasado en el partido Patronato-Newell´s, acompañando a Nicolás Lamolina, quien ofició de referí principal. Y volvíó a pisar el estadio de Paraná en mayo pasado para integrar la terna del partido Patronato-Banfield, con la curiosidad histórica de que el otro banderín también lo levantaba una mujer, Gisella Bosso. A diferencia de Gisela Trucco, que es hermana del juez Silvio Trucco, Mariana no tiene antecedentes de referato en su familia. ¿Cómo es que eligió esta carrera entonces? Cuando estaba terminando de estudiar periodismo deportivo le hizo una entrevista a una chica que dirigía para un programa del taller de radio y se interesó tanto que se puso a hacer el curso.

Enseguida De Almeida empezó su carrera en la AFA como jueza de fútbol femenino. Su buen nivel la llevó a convertirse en árbitra FIFA en 2008, apenas dos años después de arrancar. Y desde entonces ha representado a la Argentina en todo tipo de torneos, incluidos dos mundiales y los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Pero en el fútbol masculino la historia sigue siendo bien distinta. Si bien De Almeida hizo todas las categorías como cualquier árbitro varón, su rol suele ser el de cuarto árbitro o asistente. El camino a que sean reconocidas como juezas principales es aún muy largo. Estela Álvarez de Oliveira dirigió cuatro partidos de la B Nacional, tres de ellos en 2009. Según ella misma reconoció, en el tercero no le fue bien. Y no volvió a dirigir. En 2012 volvió a hacerlo una vez, pero su carrera ya había sido interrumpida.

Mariana dice sentirse cómoda como asistente. No sueña, como su colega Steinhaus, con el rol principal. Pero sí tiene con ella algo en común: está casada con otro juez. Se llama Javier Uziga y también es asistente en partidos de Primera. De a poco, las mujeres se van haciendo un lugar en el fútbol de élite.