Entrevista a Pedro Ibarra

Diciembre 2017

Deportes

Después del oro olímpico, el capitán de Los Leones se prepara para disputar las finales de la Liga Mundial y el año próximo, el Mundial de India.

 

Luego de la obtención de la medalla dorada en los Juegos Olímpicos de Rio 2016, llegó la hora para el seleccionado masculino de hockey sobre césped de revalidar aquella conquista. Y para ese objetivo estuvieron preparándose todo este año Los Leones, con su capitán Pedro Ibarra a la cabeza. A juzgar por los resultados alcanzados en 2017, los chicos vienen bien, pero el desafío mayor es el Mundial de la India, a disputarse entre noviembre y diciembre del año próximo.

La primera gran competencia de este año fueron las semifinales de la Liga Mundial, que se estructuran como dos mini torneos. A la Argentina le tocó jugar en junio en Londres y la actuación fue nuevamente destacada. Tras ganar su grupo con victorias sobre Corea del Sur, Malasia, China (¡10 a 0!) y empatar frente al local Inglaterra, derrotó 3 a 1 a Pakistán en cuartos, 2 a 1 a Malasia en semis y cayó 1-6 con Holanda en el partido decisivo. De esta manera el equipo clasificó al Mundial de India y se ganó el derecho a estar en las Finales, que se disputarán a principios de diciembre en la India y en la que competirán los ocho mejores equipos del certamen.

El otro torneo en el que se midieron Ibarra y sus compañeros fue la Copa Panamericana, una suerte de “Copa América” del hockey, en agosto. Y allí Los Leones se llevaron la corona por tercera vez en su historia (de las cinco ediciones realizadas). Y fue con paliza: cuatro goleadas antes de vencer 2 a 0 a Canadá en la final. En total, la Argentina convirtió 37 goles y recibió apenas 3. Con estas actuaciones, la Selección se dio el lujo de seguir liderando el ranking mundial.

Pieza clave de todo este exitoso proceso del hockey masculino es el hoy líbero Pedro Ibarra, un jugador que como la mayoría de sus compañeros ya pasó los 30 años y que disfruta de este presente único, especialmente porque sabe que ya pasó la mitad de una carrera que lo vio integrar los seleccionados juveniles desde su adolescencia y jugar para su club, San Fernando. Si a muchos les sorprende la rapidez y la buena técnica de este defensor es porque en  gran parte de su trayectoria se desempeñó como volante.

Ibarra, quien con Los Leones también ganó el oro en los Panamericanos de Guadalajara 2011 y Toronto 2015, además de lograr el tercer puesto en el Mundial de Holanda 2014, tiene más de 220 partidos internacionales con el conjunto nacional y ha recorrido prácticamente todo el mundo. Una realidad que no cambia por nada, excepto por el tiempo que le ha quitado a la vida familiar. Casado con Martina, a quien conoció en el Campeonato Argentino de Hockey Sub 18, es padre de los pequeños Santos (6) y Esmeralda (3). A la semana de haber nacido el niño, Pedro se tuvo que ir 20 días a Paris. Y a los 3 días de haber nacido la más chiquita también se fue de viaje. La recompensa a tanto sacrificio no es menor: sabe que forma parte de la generación más importante que ha dado el país en el deporte que ama.