Entrevista a Sebastián Battaglia

Enero 2018

Deportes

El jugador que más títulos ganó en la historia de Boca acaba de publicar un libro repasando su notable carrera.

 

La historia de Boca está repleta de ídolos, y muchos de ellos pertenecen a la generación que entre fines del siglo pasado y comienzos de este lo ganaron todo, principalmente con Carlos Bianchi como entrenador. De todos ellos Sebastián Battaglia ocupa un lugar especial en el corazón xeneize. En primer lugar, porque con 17 títulos es quien más trofeos ha levantado. Luego porque surgió de las divisiones inferiores del club. Pero además porque su personalidad, su entrega y su trayectoria han provocado el reconocimiento unánime entre los simpatizantes.

Empecemos por ese número que solo él lleva impreso: 17 títulos. ¿El primero? El Torneo Clausura 1999, donde apenas jugó cuatro partidos porque el volante central titular era el colombiano Mauricio Serna. ¿El último? La Recopa Sudamericana 2008, un ida y vuelta con Arsenal bajo la dirección técnica de Carlos Ischia. Los trofeos de Battaglia en Boca corresponden a 7 campeonatos de Primera División, 4 Libertadores, 2 Intercontinentales, 3 Recopas Sudamericanas y 1 Copa Sudamericana. Además ganó una Copa Intertoto de la UEFA con el Villarreal de España en 2004.

Nacido en la ciudad de Santa Fe el 8 de noviembre de 1980, Sebastián desembarcó en las inferiores de Boca a los 14 años. Tres años después, el 31 de mayo de 1998, hacía su debut oficial jugando cuatro minutos en la goleada 4 a 0 a Gimnasia y Tiro de Salta en la Bombonera por el Clausura 98. El técnico era Carlos María García Cambón, que ocupó ese cargo de forma interina antes de la llegada de Bianchi a la Ribera.

Le llevó un tiempo adueñarse de la camiseta número 5 a Battaglia, pues el titular en el inicio de la era Bianchi era Serna. Cuando a Chicho lo empezaron a perseguir las lesiones, el Virrey empezó a echar mano de Sebastián, quien enseguida demostró que estaba a la altura del primer equipo.

Tras las grandes conquistas del Boca de Bianchi, el León formó parte de la camada de jugadores del club que se fueron al Villarreal de España. Fue en la temporada 2004-05, la única que Battaglia estuvo alejado de Boca. A los 24 años ya estaba de vuelta en el club porteño, pero tuvo que recuperarse de una operación en la rodilla derecha antes de ganarse nuevamente un lugar como titular. Jugó dos temporadas completas entre 2007 y 2009. Luego, otra vez las lesiones. A comienzos de 2011 fue intervenido quirúrgicamente por una osteocondritis en el tobillo, que lo alejó de las canchas prácticamente todo ese año. Volvió a jugar el 11 de diciembre en el triunfo 1 a 0 frente a All Boys: ingresó faltando 16 minutos y sumó con ellos un nuevo campeonato. Aquel fue su último partido.

Como adentro de la cancha, Battaglia siguió luchando contra las lesiones y mantuvo la fe intacta de volver a jugar. Pero en enero de 2013 le comunicó al club su retiro. Dejó en su carrera un tendal de títulos, una entrega y un sacrificio enorme, un perfil muy bajo y hasta 10 partidos con la Selección Argentina, entre 2003 y 2009. Hoy, mientras espera una oportunidad como DT, acaba de presentar su biografía: Sebastián Battaglia, conversaciones con Diego Tomasi. Y es que su brillante historia es el mejor estímulo que pueden tener los pibes que recién empiezan el duro camino del fútbol en las inferiores de los clubes profesionales.