Entrevista a Sebastián Beccacece

Julio 2017

Deportes

Histórico ayudante de campo de Jorge Sampaoli, estaba empezando a hacer sus primeros pasos como entrenador cuando el actual técnico de la Selección Argentina lo convocó para el desafío de Rusia 2018.

 

No es del todo común la historia de Sebastián Beccacece, rosarino de 36 años que viene de dirigir a Defensa y Justicia y que acaba de dejar el cargo para volver a acompañar a Jorge Sampaoli, ahora en la dirección técnica de la Selección Argentina.

No lo es porque a diferencia de gran parte de sus colegas no jugó al fútbol profesionalmente. Le hubiese encantado ser uno de esos laterales incisivos que llegan al área contraria, pero debió conformarse con estudiar educación física en la escuela Renato Cesarini.

El año en que la vida de Sebastián Beccacece empezó a cambiar fue 2002, cuando el por entonces ayudante de Marcelo Bielsa en la selección argentina Claudio Vivas le presentó a Sampaoli, quien dirigía a Sport Boys de Perú.

Sebastián tenía solo 22 años y no dudó en viajar para hacer su primera gran experiencia en un equipo de fútbol. A Sport Boys le siguieron Coronel Bolognesi y Sporting Cristal.

En 2007 la dupla cerró su etapa peruana y viajó a Chile para dirigir a O´Higgins. Luego de dos años se hicieron cargo de Emelec en Ecuador para después retornar al país trasandino y dirigir a la Universidad de Chile, donde ganaron tres ligas y la Sudamericana entre 2011 y 2012.

Semejante desempeño le sirvió a Sampaoli y Beccacece ser contratados por la federación de fútbol chilena para conducir a la selección, tras el ciclo de Claudio Borghi. Entre 2012 y 2015 lograron mantener al equipo en el primer plano internacional y consagrarse campeones en la Copa América 2015 nada menos que ante la Argentina de Leo Messi.

A fines de 2015 a Beccacece le tocó asumir su primera experiencia como entrenador. Y lógicamente no podía ser en otro lugar que la Universidad de Chile, donde tan bien le había ido con Sampaoli. Sin embargo, la performance del equipo fue mala y se despidió en septiembre de 2016 tras actuaciones mediocres.

Dos meses después, cuando su viejo ladero Sampaoli se encontraba en plena luna de miel con el Sevilla de España, Beccacece fue contratado por Defensa y Justicia, club del sur bonaerense que venía de un muy buen ciclo con Ariel Holan. Si bien la presión no era la de un club grande, el antecedente de Holan le ponía a Beccacece la vara bastante alta.

Y el rosarino no defraudó. Bajo su gestión, la institución de Florencio Varela consiguió 14 triunfos, 4 empates y 5 derrotas. Sin embargo, esa fría estadística no da cuenta de lo que seguramente haya sido el mayor logro del club en su historia: eliminar al San Pablo en la primera ronda de la Copa Sudamericana. Un empate sin goles como local y una igualdad en un tanto en Brasil le dieron esa inolvidable clasificación.

Su gran tarea en Defensa y Justicia, sin embargo, no tendrá continuidad. Concluido el certamen, se desvinculó de la institución para volver al lado de Sampaoli, quien se hizo cargo de la Selección Argentina tras la destitución de Edgardo Bauza. El objetivo primero es clasificar al equipo al Mundial de Rusia 2018. Si se consigue (a cuatro partidos del final la Argentina está en repechaje) habrá tiempo de planificar el trabajo para la Copa del Mundo. Por lo pronto, gracias a su trabajo en el Halcón de Varela, el público argentino lo pudo conocer un poco mejor.