Entrevista a Yésica “Tuti” Bopp

Febrero 2015

Deportes

Yésica “Tuti” Bopp entró al boxeo para desafiar a los machistas y desorientar a las feministas. Carismática y sencilla, su metro cincuenta fueron suficientes para formar una figura tan ruda como atractiva. De la mano de Delfino Pérez, los títulos y los récords salieron como pan caliente. Hoy su embarazo la mantiene feliz y momentáneamente alejada del ring.

 

Su inquietud deportiva la hizo relegar a las muñecas. Andar en bicicleta, jugar con sus hermanos y destacarse en la escuela haciendo gimnasia, era lo suyo. De la mano de Delfino Pérez a los 15 se definió como boxeadora para sorpresa de todo su barrio y a los 24 debutó como profesional. Campeona del título Organización Mundial de Boxeo (OMB) y bicampeona del título de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) en peso minimosca, hoy ostenta es el Título Mundial en mosca junto a un record de 27 triunfos, 12 por nocaut y una derrota. 

Su estilo de pelea es una combinación de talento nato, destreza física y viveza técnica. Gracias al boxeo pudo conocer toda la Argentina y otros países como India, Brasil, Puerto Rico, Rusia, Japón y Uruguay.
Un aspecto desconocido de Yésica es que estudió Psicología Social. Por eso todos los años organiza decenas de clínicas y charlas para ratificarles a los jóvenes la importancia del deporte y el estudio. No obstante, en la actualidad "la Tuti", su apodo mundialmente conocido, permanece en reposo. La causa es otro de sus grandes anhelos y lleva nueve meses de espera: la maternidad.

Mirá el video con la entrevista a la Tuti Boop